El Gobierno aplaza ahora la subida de impuestos al diésel y admite que "perjudicaría a los que más lo necesitan"

La vicepresidenta tercera y ministra para la Transición Ecológica y el Reto Demográfico, Teresa Ribera.
La ministra para la Transición Ecológica y el Reto Demográfico, Teresa Ribera.
JAVIER LIZÓN / EFE

El Gobierno frena sus planes para subir los impuestos al diésel, al menos por ahora. En pleno alza de la energía y los carburantes, la vicepresidenta tercera y ministra para la Transición Ecológica y el Reto Demográfico, Teresa Ribera, descartó este lunes que se vaya a subir los impuestos al diésel mientras dure la tendencia alcista.

En declaraciones a RNE, Ribera reconoció que en los últimos meses se ha vivido un incremento "muy notable" de los precios de los combustibles fósiles en los mercados internacionales, por lo que introducir un nuevo impuesto al diésel sería "enormemente sensible", ya que "perjudicaría a los que más lo necesitan".

En su opinión, "hay que tener cuidado" con el momento en que se introduzca y con el destino de los recursos que se obtengan, porque la fiscalidad es un elemento retributivo "muy notable y muy importante".

Los planes para subir los impuestos del diésel por parte del Gobierno no son nuevos. De hecho, el plan de reformas pactado con Bruselas a cambio de los fondos europeos de recuperación recoge expresamente una serie de medidas de fiscalidad medioambiental con los que el Ejecutivo sostiene que busca incentivar comportamientos más eficientes en el apartado energético y de cuidado del medio ambiente.

Entre este tipo de medidas, el Gobierno incluyó la "revisión de las bonificaciones de los hidrocarburos". El documento remitido a las autoridades comunitarias destaca que actualmente los tipos impositivos en el Impuesto sobre Hidrocarburos son más elevados para la gasolina que para el gasóleo porque hace años existía "la creencia de la menor contaminación de la combustión del diésel" pero que, "en la actualidad, se ha demostrado que no es inferior a la gasolina". En el calendario comprometido con la UE, el Gobierno planteó que los impuestos al diésel se revisarían en el cuatro trimestre de 2022. 

La subida de los impuestos al diésel también figura en el plan 'España 2050' elaborado por la Moncloa. En ese documento, se señala que tres de los ocho puntos de recaudación extra con los que tendrá que contar nuestro país para esa década provendrán de tributos medioambientales, como el recargo a los carburantes. 

Reducción del IVA ''con prudencia''

Ribera se pronunció este lunes también sobre la posibilidad de que se reduzca el IVA del gas, como se ha hecho con la energía eléctrica. La vicepresidenta sostuvo que esta medida debería gestionarse con "prudencia" y en diálogo con el Ministerio de Hacienda, teniendo en cuenta, además, que el Gobierno ya ha rebajado la fiscalidad de la electricidad y ha puesto un tope máximo a la factura del gas en la tarifa del último recurso.

Respecto a si las próximas paradas de las centrales nucleares de Almaraz y Cofrentes puedan tensionar más el precio de la luz en un otoño seco, Ribera sostuvo que estas pausas ya estaban programadas (para mantenimiento y recarga de combustible) y que, a pesar de que el Gobierno pidió que no fueran tan próximas, van a coincidir con el mes de noviembre que es ventoso, por lo que coincidirán con un incremento de la generación de energía eólica.

Ribera también se refirió, finalmente, a la crisis diplomática entre Argelia y Marruecos, que provocó el cierre del gasoducto que alimentaba España a través de este último país. En ese sentido, apuntó que la noticia genera "preocupación" porque son países vecinos, a los que hay que prestar atención, acompañar y facilitar el mejor entendimiento y la mejor relación bilateral con España

Mostrar comentarios

Códigos Descuento