Por qué los cuadernos de Marie Curie están guardados bajo varias capas de plomo y seguirán así 1.500 años

Pierre y Marie Curie, en su laboratorio en el año 1904.
Pierre y Marie Curie, en su laboratorio en el año 1904.
WIKIMEDIA COMMONS
Pierre y Marie Curie, en su laboratorio en el año 1904.
Wochit

Este domingo se cumple el 154 aniversario del nacimiento de Marie Curie, la científica franco-polaca que fue la primera mujer en ganar un Premio Nobel, galardón que recibió dos veces, uno en Física y el otro en Química.

El legado de Curie, nacida Maria Salomea Skłodowska, es invaluable para la ciencia. Pero si alguien quisiera consultar sus cuadernos y sus notas originales, lo tendría muy difícil.

Tal y como recoge la BBC en un reportaje, los cuadernos de Curie están en los sótanos de la Biblioteca Nacional de París, guardados en unas cajas especiales hechos de varias capas de plomo.

Los investigadores que quieran estudiarlos deben hacerlo usando trajes de protección y tras haber firmado varios documentos en los que se exime a la institución de toda responsabilidad.

El motivo es que estos documentos son altamente radiactivos. No sólo los apuntes de Marie Curie y su esposo, Pierre Curie, son radiactivos, sino todos los objetos que usaron durante sus investigaciones.

El matrimonio descubrió elementos como el radio o el polonio, pero no sabían lo graves que podían ser estos elementos radiactivos para la salud humana. Sin ir más lejos, la propia científica murió en 1934, a los 66 años, por una anemia aplásica provocada con casi toda probabilidad por la exposición a la radiación.

Tal es así que Curie, enterrada en el Panteón de París, está un sarcófago de plomo de más de 2,5 centímetros de grosor, para evitar que se escape radiación de su cuerpo.

Los científicos creen que el cuerpo y los cuadernos de Curie deberán estar bien cubiertos durante al menos 1.500 años, el tiempo medio en que tardan en desintegrarse los átomos de radio.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento