Se cumplen dos años de búsqueda del cadáver de la joven valenciana Marta Calvo

  • El principal sospechoso del asesinato sigue negándose a desvelar el paradero del cuerpo.
El juzgado cita a declarar como testigo a la madre del presunto asesino de Marta Calvo
Imagen de archivo del cartel de la desaparición.
SOS Desaparecidos

Este domingo, se cumplen dos años desde que se perdió el rastro a Marta Calvo, la joven valenciana que supuestamente murió a manos de Jorge Ignacio P.J. y cuyo cadáver se ha buscado en el vertedero de Dos Aguas, en varios parajes forestales de Manuel y en una casa abandonada de Villanueva de Castellón.

Al dolor de la familia por la pérdida se añade una intensa desazón por el hecho de que el principal sospechoso del asesinato siga, desde la cárcel, negándose a desvelar el paradero del cuerpo.

La madre de Marta Calvo, Marisol Burón, presentó este viernes en el Congreso de los Diputados una iniciativa legislativa para lograr que se tipifique expresamente la ocultación intencionada del cadáver tras un homicidio, para lo cual ha contado con la colaboración de Juan Carlos Quer, padre de Diana Quer, y la familia de Marta del Castillo.

Este domingo, la madre y los familiares y amigos más cercanos recordarán a Marta en un oficio religioso en su localidad natal, Estivella (Valencia).

En los últimos 12 meses se han sucedido diversas pesquisas policiales, todas ellas dirigidas a la localización del cuerpo, en las que se ha ido profundizando a partir de una investigación que se mantiene viva, aunque todas ellas han resultado infructuosas.

Las consecuencias para la familia, según han expresado sus portavoces en reiteradas ocasiones, han sido un continuado tobogán de esperanzas y frustración del cual no logran salir.

En la vía judicial, ya ha prestado declaración una decena de mujeres que sobrevivieron a los encuentros sexuales con el acusado y relataron las prácticas que sufrieron, consistentes en la introducción de cocaína "a traición" en sus genitales.

Tras la acumulación de todos los procesos, Jorge Ignacio P.J. deberá responder por 33 acusaciones sobre 10  mujeres (siete vivas y tres fallecidas) y por los delitos de asesinato, agresión sexual, omisión del deber de socorro, delito contra la integridad moral de las víctimas y contra la salud pública.

Este joven colombiano de 38 años seguirá previsiblemente en prisión, a pesar de que el próximo diciembre cumple dos años de encierro preventivo, dado que el juez instructor ya ha convocado a las partes como paso previo.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento