Xavier Novell, 'En el punto de mira': así fue el exorcismo que le hizo a una joven por tener sexo fuera del matrimonio

El antiguo obispo de Solsona, en un fotograma de 'En el punto de mira'.
El antiguo obispo de Solsona, en un fotograma de 'En el punto de mira'.
Mediaset

Este viernes 5 de noviembre, En el punto de mira centró su entrega en el obispo emérito de Solsona, Xavier Novell. El programa contó con los testimonios de Eduard Ribera (sacerdote de Solsona) y Jesús, que aportaron algunas informaciones sobre las polémicas Cenas Alpha en las se hablaba de sexo y el demonio y que contaban con Novell, de 52 años. 

Rivera reconoció que no llegó a asistir a ninguna de ellas, aunque conocía a gente que sí, aunque se mostraban muy cerrados a la hora de compartirlo. Sí explicó que, a sus ojos, el concepto que las personas que acudían a estas cenas tenían del sexo y del demonio era muy antiguo al concebir que el sexo solo se podía realizar enmarcado en el matrimonio.

Distinto fue el caso de Jesús, que sí acudió a uno de estos eventos, que se realizaban una vez al año. En ella, Novell defendió la fe católica. Eso sí, cuando la entrevistadora le preguntó a Jesús si se hablaba de sexo y del demonio, el entrevistado se enfadó y terminó marchándose: "Te estás pasando, ¿Qué papel va a jugar el demonio en esas reuniones, si lo que se hacía era buscar a Dios?".

Con respecto a Solsona como exorcista, el programa averiguó que en el pueblo era sobradamente conocida la rumorología al respecto, aunque no muchos se atrevían a hablar sobre ello por el poder de la iglesia en el municipio. Así, y según el programa, el exsacerdote solía quedar con mujeres y celebrar cenas en las que tenían lugar ceremonias satánicas.

La periodista Teresa Porqueras, que lleva años investigando los exorcismos dentro de la iglesia católica, habló del caso de una joven que creía tener dentro al al demonio: "Ella decía que veía sombras, oía voces y las cosas se le movían de sitio. Localizamos a Xavier Novell en una parroquia de Cervera y lo primero que hizo fue preguntarle si había fornicado. Tras la respuesta afirmativa de la joven, el obispo se escandalizó y decidió hacerle un exorcismo", recordó.

Según la también escritora, Novell estaba convencido de que haber practicado sexo fuera del matrimonio era sinónimo de tener un maleficio en su hogar, algo que se intentó subsanar con un exorcismo en el palacio episcopal: "Tuve que confesarme, comulgar y hacer un ayuno de pan y agua el día anterior para verlo", dijo Porqueras.

"El exorcismo duró una hora y 45 minutos, allí había dos mujeres encargadas de sujetar a la presunta endemoniada. Por su boca no paraban de salir insultos, Novell le pedía al demonio que se fuese de ese cuerpo, que se arqueaba en una forma imposible... tuvieron que atarla y, por lo que sé, esta chica sigue mal, sigue poseída", narró.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento