La agresión sexual a una profesora en la cárcel "más peligrosa" de Jaén: "Se sacó los genitales y la cogió del cuello"

Acceso a la cárcel de Jaén
Acceso a la cárcel de Jaén
EUROPA PRESS - Archivo

"Se sacó los genitales, la cogió del cuello e intentó que se agachara para que le hiciera una felación". Es como resume un conocedor del caso el intento de agresión sexual del que fue víctima una docente que da clases en el módulo 5 de la cárcel de Jaén, el "más peligroso", donde están los "presos más inadaptados", los "reincidentes". Es el perfil del agresor, un preso que lleva 11 años de condena cumplidos, por lo que ya podría estar disfrutando de permisos, algo que su mal comportamiento ha impedido.

El intento de agresión sucedió a primera hora de la mañana del pasado 22 de octubre. La profesora, que da clases de alfabetización básica en el centro, se disponía a comenzar la lección cuando fue sorprendida por el interno que, además, no era alumno de su clase. Fue cuando la agarró e intentó agredirla sexualmente. En un primer momento la víctima logró zafarse, aunque fue retenida de nuevo por el agresor. Entonces otro preso intentó paralizar al interno, y la profesora aprovechó para huir en dirección a la oficina de los funcionarios.

Una vez que le introdujeron en una sala para interrogarle por los hechos, el agresor intentó escaparse agrediendo a otro funcionario. Finalmente, tuvo que ser reducido por varios trabajadores carcelarios por su gran "corpulencia, resistencia activa y estado de gran agitación". Los hechos ya están siendo investigados por la Guardia Civil y la víctima se encuentra de baja médica desde el 26 de octubre.

La doble agresión ha abierto un conflicto entre los sindicatos de prisiones y la dirección del centro. Tal y como expone a 20Minutos Joaquín Leiva, portavoz del sindicato ACAIP–UGT, el claustro de profesores ya había alertado de la peligrosidad de que las clases se celebrasen en las aulas multiusos de ese módulo. Según su relato, los docentes ya informaron a la dirección de "problemas regimentales y de orden" con los que se encontraban para impartir clases presenciales debido a la tipología de los internos, de quienes sufrían "amenazas veladas".

No obstante, la dirección de la cárcel "hizo caso omiso" alegando que se debían hacer "compartimentos burbuja" por la pandemia de Covid. Este argumento, sin embargo, no es válido para los trabajadores, que denuncian que los presos del módulo 5 sí pueden salir del área sociocultural para realizar, por ejemplo, actividades deportivas. "Nunca sabemos si el intento de agresión sexual se hubiera podido evitar, pero docentes ya alertaron del peligro", exponen desde el sindicato.

Este diario se ha puesto en contacto con Instituciones Penintenciarias, aunque todavía no ha recibido una respuesta al respecto. Sí informan desde el sindicato que la dirección decidió autorizar que los internos del módulo puedan recibir clases en otro aula. "Ya no existen motivos sanitarios. Por desgracia tienen que existir incidentes gravísimos para atender a las peticiones de los trabajadores", inciden fuentes sindicales.

Dos agresiones, dos criterios

En la conversación mantenida con este diario, Leiva destaca que el agresor pagará de forma diferente por las dos agresiones. La diferencia entre la profesora y el funcionario de prisiones que fueron agredidos es que la primera sí es considerada como agente de autoridad en el centro y el segundo, no. Es por ello que mientras la tentativa de agresión sexual puede tener consecuencias penales, "en el mejor de los casos el golpe al funcionario se saldará con una multa administrativa", continúa Leiva.

Ser reconocidos como agentes de la autoridad es una de las reivindicaciones históricas del colectivo del funcionario de prisiones, lo que agravaría el castigo de los internos agresores. Esta cuestión se ha debatido en varias ocasiones en los últimos tiempos en el Congreso de los Diputados, aunque no se ha traducido en ningún avance material. Siempre que se le ha preguntado, Instituciones Penitenciarias ha señalado que es una reforma legislativa que se "está elaborando". En una reunión con las organizaciones de trabajadores a finales del pasado año, el ministro del Interior, Fernando Grande-Marlaska, anunció que estaría lista para 2021.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento