Joan Collins revela una conversación íntima que tuvo con Lady Di: "Me parecía imposible pensar que estuviera muerta"

  • La actriz recuerda algunos de sus encuentros con Diana de Gales en el libro 'My Unapologetic Diaries'.
La actriz Joan Collins.
La actriz Joan Collins.
GTRES

My Unapologetic Diaries es el libro en el que Joan Collins, una de las actrices más populares de la época dorada del cine de Hollywood, relata sus memorias. Sus páginas se componen de una serie de audios que ella misma grabó, y que fueron transcritos desde el año 1989, cuando acababa el rodaje de Dinastia, serie por la que muchos la recuerdan como la retorcida Alexis Carrington.

Las memorias de la artista, de 88 años, recopilan algunas vivencias determinantes en el ámbito personal y profesional. Destacan los personajes como los que comparte su ajetrada vida social, entre el lujo y los placeres que otorga una vida de éxito; así como las complicaciones para encontrar trabajo, en muchas ocasiones, para una profesional de tales características.

Entre los personajes que aparecen en las casi 400 páginas de My Unapologetic Diaries está Lady Di, a la que recuerda con cariño, pues sus encuentros siempre fueron agradables. Ambas llegaron a entablar conversaciones profundas sobre las consecuencias de la fama. En concreto, la actriz recuerda una conversación.

"¿Cómo puedes soportar la atención de los 'paparazzi'?"

"¿Cómo puedes soportarlo? ¿Cómo puedes soportar la atención constante de la prensa y los paparazzi?'", le preguntó una vez Diana de Gales. "Me quedé muy sorprendida, pero respondí: 'Bien, creo que tienes que intentar ignorarlos todo lo posible'. 'No hay muchas oportunidades para ello', dijo, gesticulando hacia muchos de los fotógrafos internacionales escondidos entre las gradas con sus objetivos intrusivos enfocando a la princesa. 'Me siguen a todas partes. Es como si estuviera en una pecera'", escribe. 

El 6 de septiembre de 1997, Joan Collins presenció el funeral de 'la princesa del pueblo' a través de su televisor, y, en su regreso a Londres, se pasó por el palacio de Kensington: "Estaba asombrada e impresionada por la efusión de callado respeto y amor de la gente. Había miles de flores. Llevé algunas rosas rojas y las dejé junto a las demás. Leí algunos de los mensajes, que eran increíblemente emocionantes. Un par de personas me reconocieron y dijeron amablemente que agradecían que estuviera allí".

"Nuestros caminos se cruzaron en varias ocasiones a lo largo de los años y siempre fue encantadora y parecía encantada de verme, por lo que me parecía imposible pensar que estaba muerta", reflexiona el rostro de American Horror Story: Apocalypse, que se acuerda de una anécdota que vivió un año después, en el restaurante Le Mole.

"El dueño vino a nuestra mesa y nos dijo con un nudo en la garganta que Dodi y Diana habían cenado allí hacía un mes. Nos dijo que estaban solos, con la excepción de los dos hijos de Diana y que eran como cualquier familia joven, muy felices, riendo, sin paparazzi alrededor, y Diana bailando con sus hijos con música disco", recuerda, con ternura, Collins.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento