Todo sobre los hornillos de gas: ¿qué combustible utilizan? ¿Cómo se usan? ¿Qué peligros tienen?

Hornillo de gas para calentar el agua
Hornillo de gas para calentar el agua
Pixabay

El hornillo o calentador de gas es, sin duda, uno de los elementos más conocidos por aquellas personas que suelen hacer acampadas. Se trata de un utensilio básico para poder cocinar o calentar alimentos y bebidas fuera de casa. Por eso, es ideal para llevar a un pícnic o cuando viajamos a un camping. 

Conocidos también como anafes o infiernillos, estos elementos también pueden ser realmente útiles en una vivienda si se produce un apagón eléctrico por un tiempo prolongado. Los hay disponibles en el mercado de muchos tipos y algunos utilizan combustible de gas butano, mientras que otros usan propano o una mezcla.

¿Qué son los hornillos y qué tipo de gas utilizan?

Estos utensilios portátiles están compuestos de uno o varios quemadores y un soporte donde colocar la sartén, la cacerola, la cafetera o cualquier otro utensilio que vayamos a utilizar para preparar nuestra comida. Así, el combustible puede ser butano, propano, isopropano o una combinación de todos

En este sentido, el gas butano es el más económico, mientras que el propano tiene una mayor eficacia al tener más potencia a la hora de cocinar. La mayoría de hornillos que se comercializan soportan cualquiera de estos combustibles, aunque es común ver bombonas pequeñas que combinan todos ellos.

Asimismo, los hornillos pueden ser los comunes que funcionan con un cartucho de gas, o pueden ser de bombonas recargables o de bolsillo, estos últimos recomendados para viajes a la montaña.

¿Cómo se utilizan?

El primer paso antes de utilizar este aparato es leer las instrucciones del fabricante para evitar correr cualquier riesgo, sobre todo al insertar el cartucho con el combustible. El segundo paso es colocar este aparato en una superficie lisa y estable y comprobar todas sus partes.

Actualmente, la mayoría de estos aparatos que se comercializan disponen de un encendido piezoeléctrico bastante sencillo de utilizar, por lo que no necesitarás encender la llama con el mechero, como se solía hacer. De esta manera, introduce la recarga del gas en el lugar en el que indican las instrucciones

El siguiente paso es pulsar el botón de encendido para que produzca la llama. En el caso de un hornillo antiguo o un modelo más básico que no disponga de este sistema automático, bastará con colocar el hornillo y con cuidado encender el mechero en la salida del gas para que se genere la llama.

Una vez encendido de alguna de las dos maneras podrás ajustar la potencia de la llama para cocinar los alimentos o calentar la bebida, dependiendo de lo que necesites. 

¿Son peligrosos?

Lo primero que hay que tener en cuenta como precaución es que los cartuchos de combustible sean compatibles con el tipo de hornillo y que se adapte de forma correcta. El principal riesgo es que la combustión del gas consume el oxígeno disponible en el ambiente y por esta razón se debe utilizar en espacios al aire libre o con una adecuada ventilación

En el caso de estar acampando, no se debe cocinar ni dormir con el hornillo y el cartucho de gas incorporado dentro de una tienda de campaña. De esta manera, al terminar de cocinar, procura retirar el cartucho de gas y separarlo del aparato para evitar una fuga o una intoxicación.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento