Entrevista | Lydia Bosch: "Después de dos años de pandemia, quiero estirar las alas"

La actriz Lydia Bosch, en una imagen de archivo.
La actriz Lydia Bosch, en una imagen de archivo.
GTRES
Entrevista a Lydia Bosch: "En todas las galas he estado nerviosa, pero muy ilusionada"
Wochit

La actriz Lydia Bosch es una resiliente, una de esas personas que convierte las dificultades en peldaños. Esa escalera de su vida la ha aupado hasta Tu cara me suena, uno de los formatos más vistos de la televisión, donde cantará e interpretará imitando a grandes artistas en este concurso de Antena 3, que regresa hoy (22 h).

¿Cómo se ha visto en las primeras galas? El primer programa fue un tanto peculiar, porque salí de la Covid un viernes y el lunes siguiente ya estábamos de ensayos y el martes grabando. Fue un poco más raro, pero las siguientes semanas mejorando a nivel físico. En todas las galas he estado nerviosa, pero muy ilusionada. Programa a programa, intentando como los bebés, primero gatear, luego ponerme de pie y acabar andando.

¿Lo pasó mal con el coronavirus? Estuve desde mediados de agosto hasta el 12 de septiembre con un covid fuerte. Pero ya recuperándome.

Sería un alivio ir a trabajar por fin… Parece un tópico, pero si le preguntas a cualquiera te dirá que en Gestmusic y en Tu Cara Me Suena priorizan la parte humana a cualquier otra cosa. Y cuando alguno tiene un problema el hecho de que te apoyen te da mucha seguridad.

¿Algún buen descubrimiento entre sus compañeros? Hemos tenido la suerte de que todos los componentes del programa hemos conectado de una manera muy especial. Todos mis compañeros que compiten son grandes, pero con el ego fuera. No hay competitividad entre unos y otros y eso es de agradecer.

¿No es lo común? En el trabajo y en el día a día te puedes encontrar con personas que te saludan con una sonrisa pero que detrás de sus ojos hay un algo, un no se qué, qué se yo. Pero aquí todos tienen ojos de Bambi, esos ojos de Disney redondos, grandes y nobles. Son gente buena que solo compiten consigo mismos.

¿Qué le pide a Tu Cara Me Suena? Quiero acabar disfrutando, quitándome los miedos a los juicios ajenos y no sentirme tan encorsetada.

¿Es más importante cantar o interpretar? Ambas cosas. Los cantantes en el fondo son actores también, porque un buen cantante es un intérprete, así que si se unen las dos cosas es la bomba. Por mi parte me agarro más a la interpretación porque a la voz aún no puedo agarrarme aunque poco a poco voy a ir mejorando porque con ganas y trabajo duro se va avanzando.

¿Qué le hizo decir que sí a TCMS a pesar de esos miedos iniciales? Fue porque me lo habían ofrecido anteriormente y pienso que cuando la vida te trae de nuevo la misma propuesta tienes que hacerle un poco de caso.

Pero se aseguró de que podía a nivel vocal, ¿no? Fui a ver a la que ahora es mi profesora de voz, Beatriz Albert, con la esperanza de que me dijera que no valía para cantar, para no tener que profundizar, pero me dijo que sí, que hiciera la prueba. Y encima vivía muy cerca de mi casa… todo parecía hecho para que dijera que sí. Hice la prueba y me cogieron.

¿Le hizo ilusión? Desde pequeña me han encantado los musicales y si hay una próxima vida quiero ser actriz de musicales, porque se aúna lo que a mí me gusta: la música y la interpretación. Tu Cara Me Suena tiene esto y era una oportunidad que la vida me ponía delante, una experiencia que tenía que coger. No sé a dónde me va a llevar, pero sí que es un reto que me está haciendo soltar un poco la presión.

¿De dónde viene esa presión? Con los años y con las expectativas que la gente va teniendo de ti se te va acumulando como un peso, tienes que llegar a tal cosa, no hacer mal aquella… y a veces en lugar de vivirlo bien, lo vives mal, del estilo "y si no llego", "y si no lo hago bien", "y si decepciono…".

¿Y cómo lo enfrenta ahora? Después de dos años de pandemia quiero estirar las alas, recuperar a Lidia más inconsciente, sin miedo a ser juzgada. La Lidia de los primeros años que si se equivocaba decía “no pasa nada”.

"Los errores no son fracasos, son un paso adelante para conseguir el éxito"

¿Es de las que aprende de los errores o le pesan? Los errores no son fracasos, son un paso adelante para conseguir el éxito si aprendes de ellos. Y aquí estoy ahora sacudiéndome los miedos y sacando a la Lidia disfrutona y Tu Cara Me Suena es ideal para eso. No puedo pedir más a la vida.

En Instagram se acordaba del momento en el que Chicho le dijo que valía para el Un, dos, tres, ¿se acuerda mucho de aquel momento? Lo tengo grabadísimo. Hace unos años tuve la suerte de encontrarme con el hijo de Chicho, Alejandro Ibáñez. Es un momento que tengo grabadísimo, la imagen nítida, hasta de los olores me acuerdo. Fue el principio de un sueño cumplido.

¿Qué le supuso? Fue estar en el programa de mis sueños, el que veíamos en mi casa a las nueve de la noche y fue el abrir la puerta de la que sería mi profesión. Aquel "sube" de Chicho me concedió la felicidad que tengo ahora, la de trabajar en algo con lo que disfrutas, de trabajar jugando, que es lo mejor que te puede pasar.

Un buen acto de alguien puede cambiar la vida de otra persona... Podemos influir muchísimo en la vida de los demás. Por eso cada uno tiene que elegir de la forma en que quiere hacerlo y ser cuidadoso con lo que dices y con lo que haces. Las cosas pasan en el momento en que tienen que pasar y todo lo que sucede hay que tomárselo como algo necesario para salir del camino en el que estabas.

"A veces la vida te despierta dándote una sacudida, para que vayas hacia arriba"

¿Es el tópico de resurgir de las cenizas? Si no tocas fondo en algo que no va bien continúas por el mismo camino y si no es un buen camino acabará por llevarte a una enfermedad o a algo malo. A veces la vida te despierta dándote una sacudida, para que vayas hacia arriba. Intento ver la parte buena de las cosas malas y si no las entiendo, tengo fe de que será para bien. Muchas de las cosas malas que me han pasado y no entendía las miro ahora, con la experiencia y los años, y sé que han sido necesarias para mi evolución.

Usted pasó por un problema en la piel, por exponerse mucho al sol. ¿Somos esclavos de que esa premisa de que para lucir hay que sufrir? Muchas veces somos un poco inconscientes… cuando eres jovencita si te ves morena te ves mejor. Ahora lo veo en mi hija, por ejemplo. Todos pasamos por ese proceso. Está bien broncearse, pero con una buena crema antes, que te protege y además te prolonga el bronceado después. Uno tiene que estar bien consigo mismo y con su cuerpo y tomar decisiones con el consejo de un médico.

¿A quién va a donar el dinero si gana una gala? La primera a la que le quiero dar dinero es a Sonrisas de Bombay, una ONG creada por el periodista y escritor, Jaume Sanllorente, que lucha contra la pobreza y la trata de personas en India y otras zonas de Asia.

¿Tu Cara Me Suena es un regreso al gran público? Indudablemente hay generaciones de personas que pueden no conocerme. He estado muchos años trabajando y en programas muy emblemáticos y tengo el cariño de mucha gente. Pero es verdad que hay nuevas generaciones de personas que me conocerán con Tu Cara Me Suena o que me refrescarán en el recuerdo.

¿Hay algo de Médico de familia que aún no se haya dicho? Creo que no. Fue una serie que entró no solo en las casas, sino también en los corazones. Se aunaban muchos condimentos, era familiar y las personas se podían ver identificadas. Se hablaban de temas actuales y hacía unas audiencias impensables hoy en día.

Y tuvo una escena con Britney Spears… ¡Es verdad! Me hizo mucha ilusión. Era una Britney muy tímida, sonriente, muy profesional, nada diva y cariñosa. Fue una anécdota bonita. Como cuando estuve con Ricky Martin, que ahí ya me morí (risas). Alicia tenía que hacerle una entrevista estando embarazada y allí rompía aguas delante de él. Era para comértelo con patatas, es maravilloso.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento