El concepto de la Campus Party de Valencia como un sitio para descargar archivos ha cambiado con la evolución de la tecnología y la mejora de la conexión a Internet en los hogares, según el coordinador de Innovación de la cita, Richard Hebert.

"Ya hay más volumen de subida de contenidos que de descargas. Es un sitio para generar e intercambiar conocimiento", subrayó el responsable de Innovación. Y es que los "campuseros" disponen de 8,5 gigabytes de banda ancha, facilitados por Telefónica, para navegar esta semana y hasta ahora los asistentes aprovechaban esta circunstancia para, entre otras cosas, bajar grandes archivos de Internet.

Ahora vienen los departamentos de I+D de las empresas para interactuar con los "campuseros"

Otra cosa ha cambiado radicalmente en esta congregación que ayer abrió sus puertas y que reúne bajo un mismo techo a más de 6.000 internautas: las intenciones con que las empresas de tecnología se dirigen al certamen. Muchas de estas compañías desarrollarán talleres de investigación, darán conferencias, pondrán retos a los asistentes y buscarán nuevos genios de las tecnologías entre los "campuseros" que se acercarán esta semana a Valencia.

"La perspectiva con la que vienen las empresas a la Campus ha cambiado", explica Richard Hebert. "Antes veían al "campusero" como un cliente y traían sus equipos comerciales, ahora vienen los departamentos de I+D para interactuar e integrarse más con ellos", añadió.

Muchos de estos puentes entre las empresas y los asistentes a la Campus se canalizarán a través de la plataforma de Internet creada por la organización, CPLabs, un espacio donde los asistentes presentes en Valencia y también los que sigan el evento desde otros lugares, podrán acceder a los retos que les plantean las empresas.

"Las grandes ideas nacen ahora de las comunidades de Internet, ahí está el talento y las empresas quieren aprovecharlo. Del otro lado, la idea es que los asistentes vean de una forma más cercana a las compañías", resumió Hebert.