Un informe apunta que otro joven perdió un ojo por un proyectil de foam en las protestas tras la sentencia del 'procés'

Un periodista fotografía a un agente de Mossos d'Esquadra con una pistola de foam durante las protestas por el encarcelamiento de Hasel en Barcelona.
Un periodista fotografía a un agente de Mossos d'Esquadra con una pistola de foam durante las protestas por el encarcelamiento de Hasel en Barcelona.
ACN

El impacto de un proyectil de foam sería la causa de la pérdida del ojo de un joven de 18 años durante las manifestaciones de 2019 tras la sentencia del 'procés' en Barcelona, según apunta un informe del Instituto de Medicina Legal que ha avanzado TV3. 

El caso lo investiga el juzgado de instrucción número 7 de Barcelona y el herido es A.K., un joven extutelado que habría sufrido el impacto del proyectil el 18 de octubre de 2019 en la calle Trafalgar, según ha informado Irídia. 

El informe constata una relación de causalidad positiva entre las lesiones en el ojo izquierdo del joven y el impacto a gran velocidad de un proyectil de foam de 40 milímetros de diámetros. Irídia apunta que se trata del tercer caso de pérdida de ojo por impacto de un proyectil de foam.

En este sentido, ha recordado que un informe médico atribuyó la lesión que sufrió un joven el 14 de octubre de 2019 a una bala de foam, a pesar de que archivó las actuaciones por falta de autor conocido. Por otro lado, hace dos semanas se dio a conocer el caso de una mujer que sufrió un traumatismo craneoencefálico también por el impacto de una bala de foam a los Jardinets de Gracia el 18 de octubre de 2019.

Además, el pasado 16 de febrero de 2021 un joven sufrió la pérdida de un ojo por el impacto de una bala de foam en la Via Augusta de Barcelona, durante las protestas pro Hasel, y hay dos agentes imputados por los hechos, según la organización.

Irídia ha insistido en la necesidad de retirar estos elementos por su "falta de trazabilidad" y por la "intolerable falta de capacidad del cuerpo de Mossos para identificar a los responsables de los disparos". Ha añadido que hay que revisar los mecanismos internos de control y crear un mecanismo independiente de control con amplias competencias.

Finalmente, ha reclamado al Departamento de Interior que modifique con carácter de urgencia el protocolo de uso de foam para que se prohíba disparar hacia la altura de la cabeza. Ha defendido la urgencia de esta medida, puesto que los trabajos de la Comisión de Modelo Policial se alargarán cerca de un año.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento