Valladolid se queda con 64 salas de cine, la cifra más baja desde 2002

  • Los Parquesol Plaza cerraron ayer por ser «un negocio ruinoso».
  • Hasta el 24 de mayo ha habido 523.538 espectadores.
  • CONSULTA AQUÍ MÁS NOTICIAS DE VALLADOLID
Una sala de cine.
Una sala de cine.
ARCHIVO

Valladolid cuenta desde ayer con seis salas de cine menos, las de los Parquesol Plaza, que han bajado definitivamente la verja tras convertirse en un negocio ruinoso, según su propietario, el presidente del Atlético de Madrid, Enrique Cerezo.

La provincia dispone ahora de 64 salas de cine, la cifra más baja de los últimos ocho años, según los datos que ofrece el Ministerio de Cultura. Hay que remontarse hasta el año 2002 para encontrar el récord, cuando había 75 salas a las que acudieron ese año 1.588.392 espectadores.

La crisis del sector es generalizada por el auge de las nuevas tecnologías, que también han dado la puntilla a  casi todos los videoclubes de la ciudad. Los que deciden ver una película en un cine cada vez son menos.

En lo que va de año, hasta el 24 de mayo, la provincia ha registrado 523.538 espectadores o, lo que es lo mismo, 4.083 menos al mes respecto al año pasado.

Valladolid, donde el cine es una tradición y referencia por el festival internacional de la Seminci, ocupa el número 22 en el ranking de provincias con más usuarios. Por encima se encuentran otras como Pontevedra, Tarragona, A Coruña, Guipúzcoa... y Barcelona y Madrid, las primeras.

Diez años de cine en Parquesol

Los cines Parquesol Plaza cerraron ayer tras diez años de vida. La dirección comunicó a los trabajadores que no tienen que acudir a sus puestos de trabajo a pesar de que el despido se hará efectivo el próximo 4 de agosto.

El dueño y presidente del Atlético de Madrid, Enrique Cerezo, declaró a Europa Press que «si en Parquesol hay 100.000 personas y éstas tienen el cine a la puerta de su casa, pero la mayoría se va a Zaratán, no queda otra que irse».

En los cines trabajaban siete personas, de los que tres ya han firmado su baja voluntaria, por lo que quedaban tres empleados indefinidos a los que se les ha comunicado que no tienen que acudir a sus puestos. Además, queda una persona con contrato temporal que es la única que tiene que acudir a su puesto y a la que, según fuentes sindicales, «se presiona» para que firme su baja.

CONSULTA AQUÍ MÁS NOTICIAS DE VALLADOLID

Mostrar comentarios

Códigos Descuento