Gianmarco se rompe y abandona el plató de 'Secret Story' tras ver unas imágenes: "Tengo debilidades, no soy de cartón"

Carlos Sobera y Gianmarco Onestini, en 'Secret Story'.
Carlos Sobera y Gianmarco Onestini, en 'Secret Story'.
Mediaset

Este martes 2 de noviembre, Telecinco emitió una nueva entrega de Secret Story: cuenta atrás. Presentada por Carlos Sobera, la gala vivió el momento más dulce de Adara Molinero cuando se reencontró con su exnovio, Rodri Fuertes. Pero antes de ello, el programa le preparó a la joven una sala para que se inspirase para su línea secreta de la vida.

En ella, pudo ver imágenes de sus redes sociales, pero también algunos vídeos en los que aparecía besándose apasionadamente con su también expareja Gianmarco Onestini durante Gran Hermano Vip. El recorrido visual terminó con una imagen en directo: la de Rodri Fuertes en la sala contigua.

El joven acudió a la Casa de los secretos, donde se encontró con Molinero y le dejó claro, de una vez, que quería volver con ella. "Fuera es muy difícil todo, al principio no podía ni verte en la pantalla... lo quiero todo contigo, que lo intentemos todo a tope", declaró. 

Una vez se despidieron los enamorados y Sobera devolvió la conexión a plató, este estaba lleno de sonrisas y de colaboradores que celebraron la romántica escena. Todos menos uno: Gianmarco Onestini. Como ocurre pocas veces, el italiano prefirió no decir nada al respecto y explicó que, para él, era muy duro ver a Adara con la persona con la que le había traicionado.

"Oye, os voy a decir una cosa que igual no sabéis, pero cuando me pongo de mala leche también soy la repera. Como empecemos todos a hacernos los finos y los tiesos, voy a ser el primero que reaccione negativamente a cualquier gilipollez o chorrada que se me diga", apuntó el presentador.

La cosa quedó ahí hasta que Sobera quiso, más tarde, quitarle hierro al asunto y recuperar la sonrisa perenne del italiano. Pero el comunicador consiguió el resultado contrario, y el aludido comenzó a llorar con la respiración muy agitada

"No soy de plástico. Tengo mis debilidades y estoy orgulloso de ellas. Muchas veces nos olvidamos de que no soy de cartón, ni una persona sin sentimientos, hay cosas que me pueden afectar más o menos. No soy de plástico, ¿vale? No soy duro y no por eso soy menos que nadie", consiguió articular a duras penas Onestini antes de llevarse las manos a la cabeza. 

"Si ha sido por mi comentario, te pido disculpas de corazón", dijo el presentador mientras intentaba consolar al invitado. Sin embargo, el joven fue incapaz de explicar el motivo de su desconsuelo, aunque se pudo intuir, y terminó abandonando el plató para recuperarse. Aunque Sobera adelantó que esperaba que el italiano se reincorporase, esto no ocurrió y no se supo más del defensor de Luca Onestini en toda la noche. 

Mostrar comentarios

Códigos Descuento