Los profesores de Filosofía piden al Gobierno que se "replantee" incluir una asignatura de Ética en cuarto de la ESO

Aula de cuarto de ESO de un instituto de Tarragona durante el inicio del curso 2020-2021.
Aula de cuarto de ESO de un instituto de Tarragona.
ROGER SEGURA

La ausencia de la asignatura de Filosofía en el currículo que prepara el Ministerio de Educación para la Educación Secundaria Obligatoria (ESO) ha suscitado el descontento generalizado de los profesores que la imparten, quienes piden al Gobierno una "reconsideración" para incluirla en esta última etapa obligatoria. Mientras tanto, el Ejecutivo defiende que esa decisión deben tomarla las propias comunidades autónomas a la hora de definir el 40% de las enseñanzas mínimas restantes (50% para las autonomías con lenguas cooficiales) que deben establecer en cada territorio.

Desde la Red Española de Filosofía (REF) tachan de "flagrante contradicción" el hecho de que en la LOMLOE -conocida también como Ley Celaá- se haga referencia, en varias ocasiones, a la necesidad de fomentar la "reflexión crítica"; cuando por otro lado "desaparece" la materia que, aseguran, potencia ese conocimiento.

"Nuestros alumnos no pueden quedarse sin una educación en ciudadanía, en democracia, en autonomía moral y, en definitiva, en reflexión moral", denuncia a 20minutos el vicepresidente de la Sociedad Española de Profesorado de Filosofía (SEPFi), Javier Méndez. Tanto SEPFi como el resto de asociaciones de defensa de esta materia sienten que se ha ignorado lo pactado en el Congreso en 2018, cuando todos los partidos apoyaron incluir un ciclo completo de Filosofía en Secundaria y Bachillerato.

Lo cierto es que, pese a que se refuerza el peso de la materia en Bachillerato -vuelve a ser obligatoria Historia de la Filosofía en segundo-, en el primer currículo de la ESO remitido a las comunidades autónomas a principios de octubre no aparece la principal petición del profesorado: incluir una asignatura de Filosofía en el último curso de Secundaria.

La REF lamentó no solo que se descartase esa posibilidad, sino también que la asignatura de Ética viese "rebajado su estatus" a una sola hora semanal de Valores cívicos y éticos, la materia que sí incluye el Ministerio en el borrador del currículo, que debe impartirse en un curso de la ESO a determinar por las comunidades. "En la propuesta, esta asignatura consta de tres bloques, dedicando uno de ellos de manera íntegra a cuestiones éticas", destacan fuentes del Ministerio de Educación y Formación Profesional a 20minutos

No obstante, según Méndez, "tampoco está muy claro" lo que se impartirá con esta materia. "Intentan meter algunos contenidos de Ética; pero fundamentalmente vuelven a los contenidos de Educación para la ciudadanía. No decimos que esté mal o que no sea necesario, pero lo que nosotros venimos pidiendo, y lo que se aprobó en el Congreso, es una Ética en cuarto con suficiente peso para que los alumnos tengan una educación moral y de responsabilidad", asevera.

Aprender a ser un "ciudadano responsable"

Lo que defienden es que esa edad -los 16 años- es "ideal" para que los alumnos tomen conciencia y aprendan lo que es ser un "ciudadano responsable". Inciden especialmente en que la educación deja de ser obligatoria al finalizar la ESO, por lo que es especialmente importante introducir estas nociones en esta etapa, ya que muchos no optarán por Bachillerato. "No van a preguntarse nunca por qué algo es correcto o incorrecto, por qué debemos ser consecuentes con nuestros actos, con nuestras palabras. Este tipo de cosas que al final te enseñan a tener una autonomía moral y a tener un pensamiento crítico", explica Méndez.

Además, "en momentos donde está todo tan acelerado, en los que tenemos prisa por resolver las cuestiones antes de saber exactamente de qué van, la Filosofía te permite dar perspectiva y amplificar la pregunta que uno se formula", señala Miquel Seguró, profesor de Filosofía en la Universitat Oberta de Catalunya (UOC) y autor del libro 'Vulnerabilidad'.

"Muchas grandes empresas y escuelas de negocios están introduciendo la Ética en sus formaciones"

Es, de hecho, un conocimiento que las empresas valoran cada vez más. Google, por ejemplo, lleva tiempo contratando a filósofos para las unidades de investigación. Ya lo advirtió también el ex responsable de ingeniería del gigante tecnológico, Damon Horowitz, durante una charla TED: "Soy mejor tecnólogo ahora que antes de estudiar Filosofía, porque mi sensibilidad humanística ha evolucionado".

Tanto Seguró como Méndez coinciden en este asunto. "Muchas grandes empresas y escuelas de negocios están introduciendo la Ética en sus formaciones, porque al fin y al cabo las ganancias de una empresa van a ir muy determinadas por el prestigio que ellos tengan, y ese prestigio se genera si uno es coherente, si uno tiene una serie de valores y una preocupación por los asuntos que nos conciernen a todos", explica Méndez, poniendo como ejemplo el cambio climático y la reflexión que ha provocado sobre la necesidad de impulsar una economía más respetuosa con el medio ambiente.

"Todo lo que tenga que ver con el ser humano, en el fondo, tiene cuestiones filosóficas, por muy alejado que parezca que esté. Todo se remite a la experiencia del ser humano: lo que podemos hacer, lo que pensamos, etc. En todas estas cuestiones siempre hay reflexión filosófica de cualquier índole. Porque al final, cualquier cosa que haga le llevará a hacerse las grandes preguntas de la vida", concluye Seguró. 

Educación defiende que es un asunto que compete a las CC AA 

"Diseñar el currículo es una operación de suma cero: lo que ganan unas asignaturas equivale exactamente a lo que pierden otras", afirman las mismas fuentes del Ministerio, desde donde reprochan que "nadie defiende ampliar el horario escolar de la secundaria".

Por su parte, SEPFi lamenta que "siempre acudan al mismo dilema". "Esto parece que es como una lucha de materias en la que todos estamos enfrentados y tenemos que coger lo que cada uno pueda", afirma Javier Méndez. "No es una cuestión de horas, es una cuestión de si queremos que nuestros alumnos tengan esta formación en ciudadanía, ética y moral,  o no la tengan", añade. Considera Méndez que hay ciertas asignaturas que "tienen excesivo peso" en el currículo y recuerda la importancia de otras que echa de menos -más "humanísticas"- que, aunque sean "más prácticas", son igualmente "importantes en la formación de una persona". 

Respecto a la exigencia de los profesores que piden que "no desaparezca la Filosofía como optativa", Educación asegura que en la LOMLE se señala que las optativas las definen las comunidades autónomas y los centros. "Por tanto, no corresponde al Ministerio definir esta materia", defiende el departamento dirigido por Pilar Alegría, que asegura que "la confusión viene de que en la LOMCE sí que se nombraban las optativas".

Mostrar comentarios

Códigos Descuento