Rusia anuncia que destinará hasta un 2% del PIB a reducir emisiones de CO2

El presidente de Rusia, Vladímir Putin.
El presidente de Rusia, Vladímir Putin.
EFE / EPA / EVGENIY PAULIN / SPUTNIK / KREMLIN

Rusia invertirá entre un 1,5 % y un 2 % de su PIB en reducir en un 80 % sus emisiones de gases de efecto invernadero hasta 2050 en comparación con los niveles de 1990, según la nueva estrategia adoptada hoy por el Gobierno coincidiendo con la cumbre del clima, la COP26, que se celebra en Glasgow (Reino Unido).

El primer ministro, Mijaíl Mishustin, anunció tras una reunión del gabinete de ministros el visto bueno a la "Estrategia para el desarrollo socioeconómico de Rusia con un nivel bajo de emisiones de gases de efecto invernadero hasta 2050", elaborada por orden del presidente, Vladímir Putin.

En virtud del plan, Rusia pretende "reducir sus emisiones hasta 2050 en un 60 % en comparación con los niveles de 2019 y en un 80 % desde los de 1990", explica el Ejecutivo en un comunicado.

"La aplicación de este plan permitirá a Rusia alcanzar la neutralidad de carbono en 2060", añadió el Gobierno. "La implementación de esta estrategia requerirá inversiones para reducir las emisiones de gases de efecto invernadero de alrededor del 1 % del PIB entre 2022 y 2030 y de entre el 1,5 % y el 2 % entre 2031 y 2050", añadió.

El Ejecutivo no especifica qué monto del PIB destinará a conseguir el objetivo de la neutralidad de carbono en 2060.

Entre las medidas de descarbonización previstas por el Gobierno ruso figuran medidas de apoyo a la introducción e implantación de tecnologías bajas en carbono o libres de carbono, el estímulo a fuentes energéticas secundarias o cambios en las políticas fiscales, aduaneros y presupuestarios.

También incluyen el desarrollo de las finanzas verdes, iniciativas para preservar y aumentar la capacidad de absorción de los bosques y de otros ecosistemas, y el apoyo a tecnologías para capturar y las emisiones de gases de efecto invernadero.

A partir de 2023 Rusia planea introducir un sistema obligatorio de recogida de emisiones de carbono para las empresas. Rusia quiere empezar a implementar proyectos climáticos "tan pronto como el año que viene", indicó Mishustin.

La tarea clave de este plan "será asegurar la competitividad y la sostenibilidad del crecimiento económico de Rusia en el contexto de la transición energética global", sostiene.

El Ejecutivo ruso calcula que el PIB ruso crecerá de media por encima de la media mundial hasta 2050 (hasta un 3 % anual). Un plan de acción para la implementación de la estrategia será desarrollado en un plazo de seis meses por el Ministerio de Desarrollo Económico.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento