Marcas blancas
Algunos productos etiquetados como marcas blancas. Vicente Navarro (Flickr) y ARCHIVO

El 63% de las empresas agroalimentarias redujo su plantilla el último año debido al efecto de las marcas blancas en el sector, que, según el secretario general de la Federación Agroalimentaria de CC OO, Jesús Villar, generan "peores" condiciones económicas que las marcas propias.

Las diferencias son notables en los derechos de los trabajadores

Además, la media de salario por hora es entre un 30% y un 40% superior en las empresas de marcas propias que en las de marcas blancas, según un informe presentado este lunes por Villar y el secretario general de CC OO, Ignacio Fernández Toxo.

Villar destacó también que "las diferencias son notables en materia de negociación colectiva y en general en los derechos de los trabajadores".

Por subsectores, la diferencia en el salario por hora alcanza el 74,16% en el lácteo, el 71,31% en el cárnico y el 40,53% en el de cervezas. El sector agroalimentario, según cifras del sindicato, emplea a cerca de medio millón de personas, aporta el 17% de la producción industrial de España y representa el 2,40% del Producto Interior Bruto (PIB).

Villar pidió a las administraciones públicas, los consumidores y la sociedad en general que "reaccionen" para no "rebajar" los derechos laborales de estos trabajadores en tiempos de crisis.

Propuestas de CC OO

En este sentido, las propuestas del sindicato pasan por promover medidas fiscales para investigación y desarrollo (I+D) del sector; fomentar el valor añadido de los productos, las alianzas empresariales, el diálogo social y el respeto al medio ambiente; conjugar las marcas blancas y de prestigio; y evitar el "abuso de poder" de las grandes cadenas de distribución.

El sindicato propone promover medidas fiscales para I+D

Toxo subrayó que la industria alimentaria en España se ha convertido en el "sector refugio de la Seguridad Social" y señaló que los afiliados en el régimen Agrario aumentaron en junio en tasa interanual un 9,81% porque la crisis ha obligado a retornar de la ciudad al campo a muchos trabajadores.

El dirigente sindical explicó que hay que integrar los regímenes Agrario y del Hogar en el Régimen General de la Seguridad Social, medida que debería haber entrado en vigor el pasado enero.

En su opinión, esta integración se está retrasando por la resistencia de las patronales agrícolas y por ello los trabajadores del sector siguen cotizando a la Seguridad Social "más del doble" que los del Régimen General, mientras que sus expectativas de pensión son un 50% menores.