Un murciano recibe una factura telefónica de 19.500 euros tras enviar 100.000 SMS por un error de su compañía

  • La empresa llegó a cortarle la línea móvil y a amenazarle con llevarlo al registro de morosos.
El envío de SMS se incrementó un 148% en la tarde ayer, según Vodafone.
Desde el dispositivo del hombre salieron 100.000 SMS en un mes.
20BITS
Telefonía intenta cobrar a cliente de Murcia una factura de casi 19.500 euros. 
Wochit

Una compañía telefónica intentó cobrar a un cliente de Murcia una factura mensual de casi 19.500 euros, que finalmente anuló tras las reclamaciones de una organización de consumidores, debido al envío automático de más de 100.000 mensajes SMS en ese periodo de tiempo.

La situación se generó por un fallo en los procesos de envío de estos mensajes, que se enviaban automáticamente cada segundo, por lo que era absolutamente imposible que una persona pudiera realizar esa operación en esos periodos de tiempo.

El cliente de esta compañía, que no ha querido que se publique su identidad, ha señalado que abrió el sobre con la factura, correspondiente al consumo de agosto de 2020, en su puesto de trabajo, pensando inicialmente en que la cantidad era de poco más de 19 euros, cuando el consumo medio era de 70 euros.

Al ver la factura sufrió un mareo

Sin embargo, cuando vio el diagrama con las barras de consumo por meses, se sobresaltó al ver que la correspondiente a agosto era "altísima" y se cercioró de que la cantidad se elevaba hasta los 19.484,60 euros, lo que le provocó un mareo y que sus compañeros de empresa se preocuparan por su estado de salud.

Este hombre ha apuntado que se enojó con esta situación, máxime cuando había estado litigando contra una entidad bancaria durante diez años en los tribunales, ganando su demanda en el Tribunal Supremo, donde presentó un recurso tras haber perdido en primera y segunda instancia.

El cliente también ha explicado que le llegó el cargo, pero no a su cuenta bancaria habitual, donde no tenía ese saldo, sino a otra que sí tenía esa cantidad, pero cuya numeración no había autorizado ni facilitado a la compañía telefónica (Vodafone).

Por ello, el hombre se puso en contacto con la asociación La Defensa del Consumidor, de la que su esposa es socia, tras haber sido desoídas sus dos primeras reclamaciones por la operadora, que le cortó la línea y le comunicó su intención de incluirle en el listado de morosos e iniciar una demanda judicial.

Finalmente, el servicio de mediación de esta asociación, tras la "telaraña indescifrable de peloteos de un departamento a otro" de la compañía, localizó a una directiva bajo la presión de la denuncia judicial.

Fruto de estas gestiones, la operadora abrió un expediente de recuperación de línea, que ya estaba suspendida al socio de la asociación, en tanto se prolongara la resolución del caso.

Finalmente, el conflicto quedó resuelto cuando la compañía asumió el error en el envío automático de más de 100.000 mensajes SMS sin que el cliente hubiera activado su envío.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento