Los vecinos de Ciutat Vella se plantan ante las molestias por los botellones. "Basta de ruido"

  • Exigirán el miércoles en una manifestación ante el Ayuntamiento un "plan de choque especial" para el distrito. 
Imagen nocturna de la calle Rec Comtal del distrito de Ciutat Vella de Barcelona.
Imagen nocturna de la calle Rec Comtal del distrito de Ciutat Vella de Barcelona.
FAVB
Imagen nocturna de la calle Rec Comtal del distrito de Ciutat Vella de Barcelona.

Los vecinos del distrito de Ciutat Vella de Barcelona han dicho basta y se plantan ante las múltiples molestias que sufren desde hace meses por la celebración de botellones multitudinarios en sus calles, un fenómeno que comenzó a raíz de las restricciones por el coronavirus y del cierre de los locales de ocio nocturno, pero que se ha cronificado tras la reapertura al público de bares y discotecas con el pasaporte Covid. El próximo miércoles se manifestarán en plaza Sant Jaume a las 19 horas para pedir "basta" al ruido nocturno y para exigir al Ayuntamiento de Barcelona "que vele y actúe para hacer cumplir las ordenanzas municipales en lo referente al uso del espacio público"

 "La situación actual es insoportable, y por eso reclamamos nuestros derechos y exigimos a las administraciones la garantía de que serán respetados", han indicado este viernes en una nota de prensa los representantes de la Xarxa Veïnal del Raval, formada por las asociaciones de vecinos de cinco barrios del distrito: Barceloneta, Raval, Casc Antic, l'Òstia y Gòtic.

Un grupo de personas que hacía botellón en la playa de la Barceloneta se levata ante la presencia de agentes de la Guardia Urbana, en una imagen del 29 de julio de 2020.
Un grupo de personas que hacía botellón en la playa de la Barceloneta se levanta ante la presencia de agentes de la Guardia Urbana.
ACN

Fenómeno agravado en las últimas semanas 

Se quejan de que, específicamente, en las últimas semanas han visto "aumentar un uso masivo, incontrolado, incívico y cada vez más 'privatizante' del espacio público", una situación constante que está perjudicando su descanso nocturno así como la convivencia, y que está contribuyendo a una "degradación progresiva" de los barrios del distrito.

Las afectaciones son múltiples para los residentes, tal y como enumeran sus portavoces: ruidos nocturnos hasta altas horas de la madrugada, incremento del número de terrazas, botellones y fiestas en calles y plazas a altas horas de la madrugada "que convierten nuestros portales y calles en urinarios públicos".

"En las últimas semanas hemos visto "aumentar un uso masivo, incontrolado, incívico y cada vez más 'privatizante' del espacio público"

"Cada vez más, nuestros barrios parecen un parque temático de la fiesta y del ocio, un reclamo turístico para hacer cualquier cosa con la mayor de las impunidades", reza el comunicado vecinal. "Así nos vemos progresivamente expulsados: alquileres de viviendas y locales comerciales imposibles, falta de comercio de proximidad y de uso corriente, noches de insomnio, ocupación masiva de calles y encarecimiento de precios", enumera el escrito.

Por ello, insisten en que hay que erradicar este problema con un plan de choque especial para Ciutat Vella que contenga "con un planteamiento de futuro" para sus barrios, "que no pueden seguir hipotecados al turismo, a la especulación ni a la permisividad absoluta". 

Mostrar comentarios

Códigos Descuento