A FONDO | Jeringas, droga de la violación y marcas: estupor en Reino Unido por la ola de ataques a mujeres en discotecas

Imagen de una discoteca madrileña en la primera noche de reapertura de pistas.
Jóvenes en una discoteca.
Ricardo Rubio/ EP

Cuando Zara Owen acudió con sus amigos al Club Pryzm de Nottingham el pasado 10 de octubre en una de las primeras salidas del curso universitario, no pensó que se convertiría en una de las peores noches de su vida. Como en cualquier otra ocasión, nada más entrar al local la joven se dirigió a la barra para pedir una bebida. Poco después, se encontraba en un restaurante de comida para llevar fuera de la discoteca y no recordaba nada de lo que había ocurrido.

Al día siguiente, esta estudiante de francés y español despertó con un "agudo dolor" en la pierna y halló una marca de un pinchazo, por lo que cree que fue drogada con una jeringuilla dentro de la discoteca. En este escenario, ha decidido denunciar lo sucedido a través de sus redes sociales. Lo hace para concienciar a otras jóvenes como ella y porque, en las pasadas semanas, se han multiplicado los casos de ataques con agujas en los bares de Reino Unido, que han conducido a tres detenciones en los últimos días. 

"Me desperté en mi cama a la mañana siguiente sin apenas recuerdos de la noche anterior. Me encontraba bien, sin resaca ni nada, pero con un dolor agudo en la pierna. La examiné, toqué la parte que más me dolía y descubrí un pinchazo", explica Zara en su perfil de Twitter.

Las autoridades creen que las sustancias empleadas en estos ataques son similares a la llamada 'droga de la violación', que se introduce a escondidas en la bebida de la víctima para cometer agresión sexuales sin que esta recuerde nada al día siguiente. Aunque con un efecto narcótico parecido, este nuevo sistema emplea una inyección que deja tras su aplicación una marca.

Los síntomas que refieren las víctimas no son exactamente iguales en todos los casos: algunas hablan de mareos, pérdida de conocimiento y vómitos, mientras que otras han tenido un desempeño normal a lo largo de la noche. Lo que sí es común a todas ellas es la falta de recuerdos a partir de un determinado momento y la marca de la inyección en alguna parte del cuerpo.

¿Cuándo se iniciaron los ataques?

No está claro en qué momento comenzaron estas agresiones con jeringas, ya que se han presentado denuncias de este tipo a lo largo de los últimos meses, desde que terminó el confinamiento y se reactivó la vida nocturna. Sin embargo, estos ataques se han multiplicado en las últimas semanas, con jóvenes que han optado por compartir sus casos a través de las redes sociales e incluso mostrar las marcas dejadas por la aguja. 

Este nuevo método se une al empleado hasta ahora de verter la droga en la bebida de la víctima para anular su voluntad, ya denunciado por muchas mujeres en los últimos meses en Reino Unido.

¿Dónde se han producido los ataques?

Hasta la fecha, la Policía de Reino Unido cuenta con 56 informes relacionados con ataques con jeringuillas ocurridos entre septiembre y octubre y 198 vinculados con drogas vertidas a escondidas en la bebida. La mayoría de las personas atacadas con estos métodos, pero también hay algún hombre entre los agredidos. 

Tan solo en el condado inglés de Nottinghamshire la Policía ha recibido al menos 15 denuncias, la primera de ellas el pasado 2 de octubre, de acuerdo con la cadena británica BBC. Ante este incremento de los ataques, las autoridades están pensando en desplegar más agentes en el centro de la capital.

Sin embargo, estas agresiones no se limitan a Inglaterra, sino que se han extendido a Escocia, donde las autoridades están investigando en Edimburgo, Dundee, Glasgow y Stirling.

Respuesta de las autoridades

La ministra de Interior británica, Priti Patel, dio la voz de alarma la semana pasada a raíz de un aumento de los casos de mujeres drogadas con jeringuillas en el mundo de la noche. Lo hizo después de que la Policía de Nottingham detuviera a un hombre de 20 años, como parte de una investigación de ataques con agujas en bares en la ciudad.

En los últimos días, la Policía de Brighton ha detenido a tres hombres de 18, 19 y 28 años, respectivamente, como sospechosos de haber administrado droga a varias personas en contra de su voluntad. El primero de ellos se encuentra retenido por los agentes, mientras que los otros dos han sido puestos en libertad, según informa la BBC.

En una reciente audiencia parlamentaria, la presidenta de la Comisión de Interior, Yvette Cooper, pidió que la policía revisara los informes de intentos de drogadicción y elaborara una valoración exhaustiva a nivel nacional para comprender mejor lo que está ocurriendo. "No se está llevando a cabo una evaluación proactiva sobre cuál es la magnitud del problema", dijo. Y añadió: "Todavía se considera que es responsabilidad de la víctima protegerse a sí misma".

Reacción popular

Por su parte, las jóvenes británicas se han movilizado para sabotear a los locales nocturnos ante esta ola de agresiones. En pie de guerra, grupos de más de 50 universidades de Reino Unido han lanzado una campaña en Internet a través de un colectivo llamado 'Girls Night In': proponen boicots desde el 25 de octubre al 3 de noviembre en más de 30 ciudades y comparten historias de las afectadas a través de las redes sociales para concienciar sobre lo ocurrido.

Para solidarizarse con esta denuncia, que defiende que las mujeres merecen pasarlo bien cuando salen, varios bares y clubs nocturnos de Reino Unido cerraron el pasado miércoles.

Además, Mair Howells, una joven en cuya bebida introdujeron droga en febrero de 2020 ha lanzado una campaña en change.org para instar al Gobierno a obligar a los dueños y trabajadores de locales de hostelería a tomar mayores precauciones en sus instalaciones. La recogida de firmas, que ha superado ya las 60.000, persigue también que el Ejecutivo aumente la formación a este respecto en las escuelas.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento