Julia de Castro: "He pasado de llevar peineta a no peinarme"

  • En 2019 enterró a su 'alter ego' artístico De La Purísima. Ahora regresa con un nuevo disco, ‘La Historiadora’.
Julia de Castro, vestida de Gucci.
Julia de Castro, vestida de Gucci.
KITO MUÑOZ

Otra estética, otros sonidos, otras letras. Julia de Castro renace con el ADN impregnado del legado artístico que le dejó en herencia su anterior proyecto, De La Puríssima, para reaparecer siendo ella misma. La madurez como creadora y como mujer marca esta nueva etapa en la que el corsé cede espacio al esmoquin y el cuplé a una suerte de electrónica. 

Si sus facetas artísticas son tantas -cantante, compositora, actriz, historiadora del arte, escritora o violinista, entre otras-, los temas y estilos de La Historiadora (El volcán) no dejan de ser menos variados: a lo largo de las diez canciones que lo componen encontramos pop y mariachis, historias de amistad y prostitución, ecos de Tucson y Roma o cantos a su propia tierra. 

"El gran cambio entre De la Puríssima y Julia De Castro es la edad", comparte la artista abulense de 37 años con 20minutos. “De la Puríssima era un proyecto que nació en mis 20. Ha sido muy enriquecedor, pero ya estaba, ¿cómo decirlo?, atusado. Ahora recojo todo su patrimonio, pero cambian el estilo, las preguntas, las necesidades…".

Del cuplé a la electrónica

Mutaciones que encuentran su reflejo en todos los aspectos creativos. El sonido es uno de los más claros: "Me apetecía lanzarme yo sola a países distintos con músicos autóctonos, tanto de México como de Arizona, y el resultado es muy latino. Fue ya casi al final del proyecto cuando entró en juego la electrónica. Hoy me siento más atraída por los sonidos que por la música. Es ahí donde para mí está el clic, el cambio. Más que interpretar una partitura, en estos momentos me resulta interesante sacar una canción de un bit, de un ruido, de la nada", explica De Castro.

Transformaciones acústicas que también afectan a la lírica. "En este disco hay mucha menos literatura. Las letras son frases más sencillas. También es cierto que en 29 años, por ejemplo, no paro de hablar, es pura verborrea. Fue el primer tema electrónico y funciona como un manifiesto donde expreso hacia dónde voy: ya no me asusto de los silencios, puedo degustar un momento tenso. Y aunque la letra para mí sin duda es importantísima, ahora ya empiezo con el sonido".

De la peineta al despeinado

Portada del disco 'La Historiadora', de Julia de Castro.

'LA HISTORIADORA'

Género: pop, electrónica.
Artista: Julia de Castro.
Discográfica: El Volcán Música.
Foto de portada: Félix Valiente

Si la puesta en escena de De la Puríssima se caracterizaba por el dramatismo estático que imponía su estética, con Julia de Castro la libertad de movimiento se apodera de las tablas. 

"Todo el artificio necesario en etapas anteriores comenzó a pesarme, así que me he desprendido de muchas cosas, como el corsé. Y he pasado de llevar peineta a no peinarme. Sin embargo, con la puesta en escena de La Historiadora ha sucedido un poco lo contrario que con el vestuario. Como decía, antes era muy pomposo y llamativo, pero no me permitía moverme. Hacía muy complicado desplazare en escena. Ahora acabo los conciertos destruida del cansancio porque no paro de moverme".

De los hombres a las amigas

En sus declaraciones, Julia de Castro insiste en la idea de que a las mujeres nos urge "desestigmatizarnos" y "deseducarnos". "La Historiadora es un disco muy femenino, en el que hablo mucho de las mujeres que tengo cerca o que he conocido", declara. "Mis trabajos anteriores se enfocaban más en mis experiencias con los hombres, pero es un tema que ha pasado a un segundo plano, y es algo que creo tiene que ver con la madurez. De repente, es como ‘uy, voy a observar esto’ ¿no? Darle también el espacio que merece. Y no dar por sentado a ese pedazo de tías que están partiendo un piñón conmigo. 

"Mis amigas, por ejemplo, trata de todas las mujeres que me rodearon en un momento concreto. No hay tantas canciones dedicadas a la amistad femenina y sentí la necesidad de hacer una", añade. En Santa Frívola, tema confesional, realiza "una descripción terrenal de la idiosincrasia abulense. De cómo somos y también de cómo soy yo como hija de esa tierra: rencorosa y estratega. Se queda una muy a gusto cuando lo pone de manifiesto porque también lo desactiva".

Ríndete, por ejemplo, está dedicado a Susana, "una prostituta que conocí en Roma en la investigación de La retórica delle puttane, libro que escribí bajo el marco de la beca de la Real Academia de España en Roma".

De la vida nómada al sedentarismo

La Historiadora comenzó a gestarse hace varios años y ha ido tomando forma en distintas ciudades del mundo: Roma, Tucson (Arizona) y Ciudad de México. Y a lo largo del recorrido, un compañero: Camilo Lara, productor del disco. El nomadismo, por tanto, ha marcado la vida y la obra de la artista en los últimos tiempos. "Los viajes te llevan a un estado de búsqueda continua", comenta De Castro. "Estás estimulándote todo el tiempo para afrontar lo siguiente, porque sabes que vas a tener que salir de ahí donde te encuentres y eso hace que estés preparada, como en guardia”.

Una movilidad que ahora comienza a ralentizarse. "Estoy codirigiendo una película con María Giselle. Es un proyecto apasionante, pero mastodóntico, en el polo opuesto a lo volátil, y requiere manejar tantos frentes al mismo tiempo que necesito estar quieta". Una gran oportunidad para el público, que podrá disfrutar de su espectáculo en directo que rodará por distintas ciudades españolas durante los meses venideros.

Próximos conciertos confirmados:

• 5 enero - Festival Actual de Logroño.

• 20 de enero - Sala X de Sevilla.

• 22 de enero - Inverfest, Teatro Infanta Isabel de Madrid.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento