El Gobierno prohibirá la publicidad de dulces y bebidas calóricas para niños

<p>Otra vista de los estantes de The Corner Shopo, el proyecto artístico de Lucy Sparrow</p>
Otra vista de los estantes de The Corner Shopo, el proyecto artístico de Lucy Sparrow
Lucy Sparrow - The Corner Shop
El ministro de Consumo, Alberto Garzón.
Europa Press

El ministro de Consumo, Alberto Garzón, ha anunciado este jueves la prohibición de la publicidad dirigida al publico infantil de dulces, galletas, helados, bebidas calóricas y resto de productos alimenticios ricos en azúcares y grasas considerados nocivos para la salud por la Organización Mundial de la Salud.

¿Te parece bien que el Gobierno prohíba la publicidad de dulces, snacks y zumos para niños?

Garzón ha explicado que la regulación de esta publicidad de los alimentos dirigidos a los menores de 16 años en televisión, medios de comunicación en general y redes sociales se hará por real decreto y se empezará a aplicar el próximo año 2022.

El ministro Garzón ha hecho este anuncio en una rueda de prensa en Barcelona, tras reunirse con la alcaldesa de la capital catalana, Ada Colau, quien también ha anunciado que el ayuntamiento de la capital catalana tomará medidas para combatir la sobreexposición de la población infantil a la publicidad de estos alimentos que perjudican su salud.

La medida afecta también a bebidas, snacks o salsas con azúcares añadidos, o preparados con más de 225 kcal por cada 100 gramos. "El trabajo está hecho. Tenemos los informes pertinentes para adaptar estos perfiles nutricionales de la Organización Mundial de la Salud (OMS) al sistema de regulación y ya se ha hablado con la Comisión Nacional de los Mercados y la Competencia", ha asegurado Garzón. 

"En España el exceso de sobrepeso es del 23,3% y la obesidad del 17.3%. La suma supera el 40% para los niños de entre 6 y 9 años. Son cifras alarmantes y preocupantes", ha alertado el ministro, y ha añadido que estas cifras son el doble entre las familias más humildes que entre las más adineradas, según el informe Aladino.

Asimismo, ha constatado evidencias de que las distintas estrategias puestas en marcha desde hace más de una década para disminuir la obesidad y el sobrepeso infantil, como el Código de autoregulación Paos establecido por la propia industria, ha sido algo "del todo insuficiente". 

Cinco categorías

La norma afectará a la publicidad para cinco categorías de productos: la primera es la de confitería de chocolate y azúcar, barritas energéticas y coberturas dulces y postres; le sigue el grupo de alimentos que incluye pasteles, galletas dulces y demás productos de pastelería, y tampoco se podrán anunciar otras tres categorías que incluyen los zumos, las bebidas energéticas y los helados.

Para el resto de categorías de productos, se establece un límite de contenido en nutrientes por cada 100 gramos, y en este caso, se podrán anunciar siempre y cuando las grasas totales y saturadas, el azúcar total y añadido y los niveles de sal se mantengan por debajo de los límites establecidos cada producto.

Garzón ha dicho que este marco regulatorio -que no será necesario que pase por el Congreso y entraría en vigor cuando pase el trámite del Consejo de Ministros- es similar al de países como Reino Unido, Portugal y Noruega, y ha explicado que, a partir de estas premisas, las empresas podrán tener su propia autoregulación siempre que supongan una protección superior a la norma.

El ministro de Consumo anuncia así una medida a la que ya se había comprometido hace un tiempo en público: su voluntad de limitar todavía más la publicidad en soportes y horarios infantiles de productos que no obtuvieran la etiqueta A o B en su recién creado semáforo nutricional, el polémico Nutriscore.

Consumo considera el Código PAOS "insuficiente"

A día de hoy, en España lo que está en vigor es el Código PAOS, que desde 2005 establece un conjunto de "reglas éticas" que guían a las compañías adheridas de manera voluntaria en la promoción de alimentos y bebidas dirigidos a menores "para evitar una excesiva presión publicitaria" sobre ellos.

Consumo considera que el Código PAOS se ha demostrado "insuficiente" para prevenir la obesidad infantil, una condición que afecta en España doblemente a las familias más humildes que a las más adineradas.

Y eso que la estrategia PAOS se reforzó en el 2009 mediante un acuerdo con las televisiones para controlar los anuncios de alimentos y bebidas dirigidos a menores de 12 años. Y después, en 2012 para incluir a los adolescentes hasta 15 años. Pero lo que se pedía a las empresas era un compromiso de no promover el consumo descontrolado de determinados alimentos no saludables y favorecer una dieta sana y equilibrada.

Carmen Pérez, presidenta de la Sociedad Española de Nutrición comunitaria, reconoce a 20minutos que hace tiempo que se sabe que la estrategia Paos no estaba redundando en menores tasas de obesidad infantil en España. Sin embargo, Pérez duda de que la prohibición de la publicidad sea lo más efectivo: "Ahora la publicidad llega por muchas vías, el marketing se reinventa", asegura a la vez que recuerda que lo importante es que la gente entienda que "el producto local y fresco es lo que debe prevalecer en la dieta diaria".

Adiós al primo de Zumosol y las galletas Tosta Rica

La decisión del Ejecutivo afecta a los medios de comunicación, pero especialmente a la televisión, por donde han pasado anuncios míticos como el del primo de Zumosol, los conguitos -y su famosa canción ('Somos los conguitos...)- o las galletas Tosta Rica. 

Este tipo de anuncios estarán prohibidos en 2022 en cualquier programa emitido en horario de protección infantil, así como de lunes a viernes de 8.00 a 9.00 y de 17.00 a 20.00 horas, y los sábados, domingos y festivos entre las 9.00 y las 12.00 horas.

Tampoco podrán verse estos anuncios en canales de televisión infantiles, ni en cadenas generalistas cuando durante el programa u horario se detecte una "elevada audiencia de menores de 16 años". Ni se podrán emitir antes o después de programas dirigidos al público infantil, en la tele online o en abierto.

En definitiva, todo esto va a provocar la desaparición de anuncios actuales y dejará definitivamente desfasados otros spots clásicos que son ya historia de la televisión.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento