Nace la marca Pino de Galicia con 50 empresas para aprovechar la "enorme oportunidad" de demanda de coníferas

La Fundación Arume lanza la marca Pino de Galicia, que agrupa a 50 empresas de toda la cadena de valor -rematantes, aserraderos, almacenistas y diseño-, con el objetivo de aprovechar la "enorme oportunidad" que ofrece el incremento de demanda de coníferas en Europa.
Nace la marca Pino de Galicia con 50 empresas para aprovechar la "enorme oportunidad" de demanda de coníferas
Nace la marca Pino de Galicia con 50 empresas para aprovechar la "enorme oportunidad" de demanda de coníferas
20M EP

En rueda de prensa este miércoles en Santiago, el presidente de la Fundación Arume, José Carballo, ha detallado la oportunidad de mercado que ofrecen las coníferas como "una de las grandes bases de la bioeconomía que ya está aquí", pues son cada vez más demandadas para atajar la huella de carbono en la construcción, en lugar de usar otros materiales. A esto se une que se vive un momento de incremento de precios.

Así, se prevé poder llegar hasta un centenar de compañías participantes en esta marca antes de que termine el año, con la primera producción de madera certificada a comienzos de 2022.

Igualmente, se busca un impulso genético a estas especies y aglutinar a los entes de investigación en Galicia en una colaboración público-privada.

BIOCONSTRUCCIÓN

El hecho es que España importa más de un millón de metros cúbicos de coníferas, "más de todo lo que produce Galicia" en madera serrada.

Y es que Carballo expone que se estima que faltan en la UE unos 300 millones de toneladas de madera de conífera, en un mercado con "escasez" y en un contexto en el que el 40% de las cortas que se realizan en el mundo son de estas especies.

El presidente del comité de la marca Pino de Galicia, Venancio Salcines, señala que el pino gallego es la "respuesta" del sector forestal ante el reto para evitar el "proceso de destrucción del planeta".

Salcines remarca que la construcción consume el 40% de la energía en el mundo y supone el 35% de las emisiones de dióxido de carbono. Por ello, avisa de que la reducción de la contaminación pasa por el empleo de la madera en una construcción más sostenible.

Pone de ejemplo que el edificio de hormigón de la Cidade da Cultura en el que se ha celebrado este acto no será posible construirlo en cinco años, ya que se pedirá que no tenga huella ecológica. Y si Galicia no está posicionada, países como Finlandia o Noruega, que llevan 50 años de adelanto en esta estandarización, coparán el mercado.

En esta línea, aboga por trabajar en elementos de madera estandarizada y certificada, véase la madera estructural, como nicho de mercado de gran relevancia para el futuro.

En este sentido, el responsable de la Fundación Arume ha usado la "metáfora" de que esta marca busca funcionar como hacen los consejos reguladores en las denominaciones de origen gallegas, de manera que se estandaricen y normalicen los parámetros para formar parte.

Todo ello en un momento en el que "escasean todas las materias primas después del covid", hay ayudas europeas, al tiempo de que ha entrado en vigor la ley de recuperación de tierras y la revisión del plan forestal"Llegamos tarde, pero más vale que lleguemos", opina José Carballo.

A preguntas de la prensa sobre la decisión de que el nombre de la marca (Pino de Galicia) esté en castellano en vez de en gallego (Piñeiro de Galicia), la Fundación Arume lo ha justificado que su objetivo es entrar en el mercado a nivel estatal.

CARACTERÍSTICAS TÉCNICAS

La Fundación Arume ha establecido un reglamento técnico para aquellos que se acojan a esta marca, que deben pasar controles rigurosos. La madera solo podrá proceder de montes sometidos a certificación forestal (FSC y PEFC), un sistema reconocido a nivel internacional que garantiza la sostenibilidad ambiental.

La materia prima podrá ser madera de: pino de país ('Pinus pinaster'), pino insigne ('Pinus radiata') y pino silvestre ('Pinus sylvestris').

La marca ampara tanto madera de rollo, antes de serrado, como productos terminados de primera y segunda transformación. Habrá una catalogación en función de un baremo de cualidades, así como una trazabilidad del producto.

RECUPERAR HECTÁREAS QUEMADAS

Por otra parte, Carballo ha hecho un llamamiento a que compañía se pongan en contacto con la Fundación Arume para poner en marcha actuaciones de plantación de árboles que supongan neutralizar sus huellas de carbono. Pone como ejemplo que han colaborado con Inditex y Clun para la recuperación de un millar de hectáreas con el objetivo de compensar emisiones de CO2.

Así, apela a trabajar para recuperar las cerca de 2.000 hectáreas que ardieron el pasado verano en la Ribeira Sacra, que afectaron a zonas repobladas con madera de calidad.

Y es que Arume pretende ser la "ventanilla" a la que acudan empresas y marcas gallegas, de forma que facilitan la logística y tramitación. Recuerda que quedan por reforestar buena parte de las 50.000 hectáreas que ardieron en la ola de fuegos de 2017, y pone como ejemplo el anillo verde pendiente en Vigo. También señala la oportunidad que ofrecen los terrenos abandonados y remarca que hay 80.000 hectáreas afectadas por nematodo en el sur de Galicia..

ACABAR CON EL "MONOCULTIVO"

Si bien Carballo asegura que esto no tiene que ver con una "guerra de especies" frente al eucalipto -afectado actualmente por una moratoria de nuevas plantaciones-, apunta que la sociedad gallega "no quiere monocultivo", por lo que esta iniciativa persigue que los propietarios tengan la misma rentabilidad con coníferas que con eucaliptos.

A la espera de que se conozca el inventario forestal gallego actualizado, se constata que las coníferas "perdieron mucho terreno en los últimos años", afectadas por la crisis que llevaron a pasar de unos 500 aserradores a poco más de un centenar. Enfrente, se ha producido un crecimiento exponencial del eucalipto.

PRESUPUESTOS GALLEGOS

Por su parte, los conselleiros de Economía y Medio Rural, Francisco Conde y José González, han asistido al I Encontro Intersectorial do Piñeiro de Galicia, en el que se ha presentado esta marca en Santiago.

El Gobierno gallego destina en los presupuestos de 2022 una inversión de 15 millones para el impulso de toda la cadena de valor de la industria forestal.

Asimismo, José González ha indicado que antes de que acabe el año estarán disponibles los modelos de estatutos para impulsar la figura de agrupaciones forestales de gestión conjunta, contempladas en la ley de recuperación de tierras.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento