Feijóo afea a Pontón poder "entenderse" con cinco "presidentes socialistas" y "no con los nacionalistas gallegos"

El presidente de la Xunta, Alberto Núñez Feijóo, ha reprochado a la portavoz nacional del BNG, Ana Pontón, que es "sorprendente" que se pueda "entender" con los cinco "presidentes socialistas, pero "no con los nacionalistas gallegos", en referencia a la cita del próximo 23 de noviembre (originalmente prevista para el 2) a la que ha convocado a los mandatarios autonómicos de Asturias, Aragón, La Rioja, Castilla-La Mancha, Extremadura, junto a Cantabria (que gobierna el partido regionalista) y Castilla y León (gobernada con el PP).
O presidente da Xunta, Alberto Núñez Feijóo, responde as preguntas dos grupos no Pleno da Cámara. Pazo do Hórreo, Santiago de Compostela, 15/09/{yr0}.
O presidente da Xunta, Alberto Núñez Feijóo, responde as preguntas dos grupos no Pleno da Cámara. Pazo do Hórreo, Santiago de Compostela, 15/09/{yr0}.
David Cabezón @ Xunta de Galicia

"Si quiere pactar con nosotros, estamos absolutamente dispuestos", ha lanzado el presidente de la Xunta a Pontón, quien le reprochó que busque acuerdos con otras comunidades sin abordar en el Parlamento de Galicia unas líneas comunes para un nuevo sistema de financiación autonómica, al respecto de lo el Bloque propuso una comisión en la Cámara gallega, como así recogió una propuesta de resolución del debate sobre el estado de la autonomía que fue votada en contra.

"Es sorprendente", incidió Feijóo en la sesión de control al Gobierno del pleno ordinario, que pueda "entenderse" con cinco "presidentes socialistas" o que "ocho comunidades tengan más en común que lo que pueda tener el grupo mayoritario" de Galicia con los "nacionalistas gallegos". Algo que atribuye a "una manía ideológica, cerrada, de no estar de acuerdo con la mayoría, para que la minoría impongan a la mayoría aunque perdamos".

Feijóo, que a lo largo de su discurso insistió en que hay que hablar de las "cuentas y no de los cuentos", de los que ha acusado al BNG, ha cuestionado a Pontón si está de acuerdo con un sistema "multilateral" entre todas las comunidades o con que Cataluña tenga uno sistema "específico" que tenga "consecuencias nefastas" para Galicia. "¿Está con Galicia o sus socios electorales?", le ha interrogado, antes de volver a preguntarle si apoya el sistema que "salga de ERC o del Gobierno mayoritario de este país".

En este punto, aprovechó para dirigirse a los socialistas para señalar que cuando "no se miraban al ombligo" -en un reproche velado ante el proceso de renovación de secretario xeral que remata este fin de semana-, juntos con el PPdeG "votaban a favor" de unos criterios comunes para la financiación autonómica.

"CATECISMO" DEL BNG

Feijóo continuó en la contienda con Pontón para echarle en cara que "lo que le importa (a ella) es el catecismo" de su formación, que el próximo 7 de noviembre celebra su asamblea nacional para la que la líder nacionalista aborda una candidatura conjunta en los últimos días previos a su aprobación en el Consello Nacional. "Lo sabe (el catecismo) de memoria, de la 'A' a la 'Z', pero (yo) solo sé el catecismo de Galicia, que es defender los intereses de este país por encima de todo", ha insistido Feijóo.

"No me pida que perjudique a Galicia. No lo voy a hacer, nunca voy a hacer el 'harakiri' solo por su ideario ideológico raquítico y desde el punto de vista económico disparatado", ha enfatizado Feijóo, quien ha dicho que el que "tiene que cuadrar las cuentas" es él y que expertos de diversa índole -entre los que ha citado diversas voces vinculadas con el PSOE- advierten de que un concierto económico, como propone el BNG, sería perjudicial y "un disparate".

"¿Sabe lo que es un disparate? Tener un presidente que no confía en su país y que con sus impuestos no llegan a pagar la sanidad y los servicios públicos. Que usted se apunte a la idea falsa de que Galicia es un país pobre y no tenemos dinero para pagar", ha reprobado Pontón a Feijóo, a quien le reprobó que no defendió a Galicia "cuando firmó un sistema de financiación que le ha llevado a perder "más de 9.000 millones de euros desde 2009".

Pontón, además, le ha recriminado que "venga a meter miedo" al Parlamento sobre las pensiones, después de que Feijóo dijese que el BNG ocultaba "el déficit de 5.000 millones de euros" en la Seguridad Social. "Las pensiones las pagan los gallegos con su cotización", le replicó Pontón, quien ha visto en sus argumentos una "demostración de debilidad".

Mientras, Feijóo sacó a colación la asamblea del BNG para opinar que Pontón varía de propuestas (concierto económico o debate sobre el nuevo modelo de financiación) en función de la proximidad de la cita interna. Al hilo de ello, aseguró que "a Galicia le importan poco las asambleas de los nacionalistas, lo que le importa es salir adelante y el concierto es una barbaridad".

MODELOS DE FINANCIACIÓN

En medio del debate, Feijóo puso encima de la mesa una defensa de revisar en la financiación autonómica el peso del gasto por la edad de la población, desdoblado asimismo por la dependencia, y en educación tener en cuenta el padrón y la gratuidad de las escuelas infantiles.

Tras recordar datos como que la población mayor de 65 años en Galicia es un 25,7 por ciento (frente al 19% de media estatal) o que la Comunidad gallega tiene el 14 por ciento de los centros de salud aunque solo el 6 por ciento de la población, así como un "sobrecoste" de 500 millones en gasto sanitario o que un médico en Galicia atiende en 15 núcleos; Feijóo se ha preguntado si el BNG se suma a una propuesta que tenga en cuenta la despoblación y el rural. "Lamentablemente, los nacionalistas solo se apuntan a sí mismos", ha censurado.

Frente a las palabras de Feijóo, la portavoz nacional del BNG defendió que "es un debate político que hay que dar" en la Cámara gallega y le ha pedido que "el centralismo no le ciegue y piense lo mejor para el país". Ya que es necesario, dijo, la "autonomía financiera": "Cuando deciden por nosotros en Madrid, Galicia pierde, y nosotros queremos que Galicia gane".

Previamente, Pontón le había planteado un concierto económico como Euskadi y Navarra, que permita a Galicia "tener la llave" de los impuestos. Sin embargo, dedujo que Feijóo tiene "las manos atadas" por su "jefe de filas, Pablo Casado, que no le permite defender esta opción". Por ello, le apremió a defender "una opción que dé mayor autonomía fiscal y financiera para Galicia".

Entre las propuestas que puso encima de la mesa: reclamar el 90 por ciento de los impuestos cedidos -IVA e IRPF-, lo que permitiría recaudar 4.000 millones de euros más, así como la cesión del impuesto de sociedades para que tributen en Galicia las empresas que tienen en esta comunidad su actividad productiva, como Naturgy, Endesa o Iberdrola- mencionó-. A ello, avanzar en los impuestos verdes para una economía ecológica.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento