'A Tale of Love and Desire': poesía árabe para un tira y afloja de represión y pasión

Pasión y represión juegan al tira y afloja en el encendido drama que presenta la directora francesa Leyla Bouzid con 'A Tale of Love and Desire', en la que es su segunda incursión en el largometraje y que se ha proyectado este martes en la 66 Semana Internacional de Cine de Valladolid (Seminci).
'A Tale of Love and Desire': poesía árabe para un tira y afloja de represión y pasión
'A Tale of Love and Desire': poesía árabe para un tira y afloja de represión y pasión
20M EP

"Este tipo de historias se cuentan más desde el punto de vista de la mujer, pero yo quería contar cómo lo vive un chico, quería mostrar su fragilidad, su miedo ante el descubrimiento de este amor y este deseo", ha señalado Bouzid en rueda de prensa.

El sujeto de este romance es Ahmed, al que da vida Sami Outalbali, que conoce a Farah cuando ambos, de 18 años, comienzan a estudiar poesía árabe en La Sorbona. Él, es francés de origen argelino e intenta vivir en base a lo que considera digno. Ella, interpretada por Zbeida Belhajamor, presente también hoy en la rueda de prensa, acaba de llegar a París desde Túnez. Ambos se enamoran y sienten una fuerte atracción, pero los problemas llegan él intenta reprimir su deseo.

"Hacía falta una pareja con mucha química, para que el espectador esté deseando que se junten", ha apuntado Bouzid, "por eso todo es un juego muy visual de luces, dirigido a transmitir esa sensualidad".

'A Tale of Love and Desire' se narra desde el punto de vista de Ahmed, que, a pesar de su ascendencia, no tiene ninguna conexión con Argelia. "Nunca ha estado allí, ha creado su identidad de una forma un poco artificial y, a lo largo de la película, la va reconstruyendo. De alguna manera, se da una conexión entre su pasado y su presente", ha explicado la directora. Una conexión que se refleja también en la relación de Ahmed con su padre, un periodista obligado a huir de Argelia por motivos políticos.

Ese descubrimiento de sí mismo lo hace Ahmed, en parte, "a través de una literatura árabe de amor y disfrute, de autores de época medieval, que es desconocida hoy en día para la mayoría de los jóvenes".

Sobre su personaje, Belhajamor ha explicado que "ella ya ha descubierto la libertad en Túnez, pero llega a París con ganas de no ponerse ningún límite y vivir la vida hasta el final". Es, además, "una apasionada de las letras, quiere ser periodista, por eso va a La Sorbona, y ya conoce parte de esa literatura árabe, pero cuanto "más lee, más quiere descubrir. No se pone topes en la vida", ha agregado.

Así, entre la pasión y el erotismo exacerbado de la poesía árabe, ambos se encuentran a medio camino entre el amor platónico y los placeres de la carne, que también se contraponen en la literatura y, mientras que Farah debe lidiar con las contradicciones de Ahmed, será él quien deba, finalmente, buscar su propia identidad para aprender a vivir sin plantilla.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento