El XXIV Congreso Anual de la SERV supera las expectativas con un "altísimo" nivel científico y de asistencia

El XXIV Congreso Anual de la Sociedad Española de Retina y Vítreo (SERV) ha superado las expectativas y ha alcanzado un "altísimo nivel científico", según ha reconocido el presidente de esta sociedad, el doctor José García Arumí.
XXIV Congreso Sociedad Española de Retina y Vítreo. En el Forum Evolución de Burgos.
XXIV Congreso Sociedad Española de Retina y Vítreo. En el Forum Evolución de Burgos.
© Tomás Alonso

Después de que se tuviera que clausurar a tres días de su celebración en marzo de 2020 debido a la declaración del Estado de Alarma por la pandemia provocada por el Covid-19, el Congreso se ha celebrado en Burgos durante los días 22 y 23 de octubre, ha reunido a cerca de 1.200 profesionales, 800 de ellos de forma presencial y 400 en formato virtual, quienes han podido debatir sobre las últimas novedades y avances de las principales enfermedades de la retina, coroides y vítreo.

"Hemos cumplido y superado las expectativas. Los oftalmólogos nos hemos vuelto a reunir presencialmente después de más de año y medio. El nivel científico del congreso ha sido altísimo, la gente ha quedado muy contenta y las presentaciones han tenido una alta calidad", ha aseverado el doctor García Arumí, jefe del servicio de Oftalmología del Hospital Vall d'Hebron de Barcelona, quien ha destacado las novedades presentadastanto de la parte de las enfermedades de la retina, como la degeneración macular y el edema macular diabético y también de novedades quirúrgicas, como puede ser el empleo de la membrana amniótica para corregir casos complicados.

"La ciencia no se ha parado pese al Covid-19. En estos días se han presentado diferentes comunicaciones sobre el impacto que ha tenido el COVID-19 sobre la retina" ha aseverado el presidente de la SERV, quien ha explicado que auunque el impacto funcional que ha tenido "ha sido limitado", sí que ha producido alteraciones, sobre todo a nivel de la retina, lo que puede ser un biomarcador que explique "por qué se producen alteraciones en otra parte del organismo, cómo daños neurológicos o trombosis".

Asimismo, García Arumí ha subrayado que el COVID-19 ha afectado a cómo se trata a los pacientes, que tienen una edad muy avanzada, dejaron de acudir a las consultas y cesaron los tratamientos que necesitaban ser realizados con continuidad "y eso ha provocado en ocasiones consecuencias nefastas para la visión" de estos pacientes.

Durante los dos días de Congreso, los oftalmólogos han puesto en común los nuevos conocimientos.

A nivel de retina médica hay varios ensayos clínicos con nuevos fármacos que pueden aportar mucho en el tratamiento de la degeneración macular exudativa ya que hasta ahora no había un tratamiento "adecuado" para la degeneración macular seca y todos los ensayos clínicos "se caían por el camino, porque no daban resultados esperanzadores", y ahora ya hay una nueva molécula que está en fase 3 y que ha demostrado muy buenos resultados y creemos que será muy positivo, ha explicado el García Arumí.

También hay otros fármacos para la degeneración exudativa que se ha seguido tratando mediante inyecciones intreavítreas, que asocian moléculas que dan un mayor rendimiento con molécula única y que "en el futuro van a ayudar mucho en el tratamiento de estos pacientes", ha expuesto el presidente de la SERV

Los expertos han concluido que la oftalmología es real y la retina en concreto depende mucho de los avances tecnológicos, y por eso las nuevas técnicas de imagen son muy importantes. De esta forma, el doctor Alfredo García Layana ha confirmado que se ha podido conocer por primera vez "resultados muy esperanzadores para la atrofia geográfica que era una enfermedad que hasta ahora era huérfana" y no había resultados positivos en ensayos clínicos.

"Por fin tenemos una esperanza para nuestros pacientes, igualmente nuevos tratamientos de enfermedad macular húmeda con fármacos novedosos qué muy pronto vamos a tener en el mercado y podremos aplicar a los pacientes, así como fármacos ya conocidos que tenemos ya más experiencia con ellos, los cuales seguimos aprendiendo a utilizarlos con formas eficaces", ha asegurado.

Para concluir, los especialistas han puesto de manifiesto que el futuro de las enfermedades de retina y vítreo va a ser muy esperanzador para los pacientes: "Tenemos una sociedad muy dinámica, con una eficacia muy importante de gente joven, y creemos que el futuro está bien cubierto por nuevos avances, investigación y el trabajo en equipo que realizamos entre todos los retinólogos".

Este año, la Medalla de Honor ha sido entregada al profesor Stanislao Rizzo, de Italia, por su gran contribución a la cirugía oftalmológica, que ofreció una clase magistral en la que ha puesto en común los últimos resultados: "En la última investigación en común con la Sociedad Española de Retina y Vítreo, hemos podido conocer más sobre las células madres, procedimientos de retina, retinas artificiales y la última, pero no menos importante, la cirugía sobre genética".

Mostrar comentarios

Códigos Descuento