Cara Delevingne relata el día que tuvo sexo en el ascensor con un músico

<p>La modelo y actriz británica eligió el New York Times para confirmar que su bisexualidad no era algo pasajero: "No es una fase. Soy lo que soy", explicó.</p>
La modelo y actriz británica Cara Delevingne.
GTRES

Pocas celebrities tendrán menos pelos en la lengua a la hora de hablar de sexo que Cara Delevingne. Ya lo demostró cuando enseñó incluso las salas de su mansión dedicadas a la alegría recíproca o cuando, directamente, se pasó al negocio de los juguetes sexuales (virales fueron sus fotografías metiendo en su casa un potro BDSM con su expareja, Ashley Benson). Por eso no sorprende tanto que haya decidido contar una de sus experiencias más notables en este ámbito: cuando se acostó con un músico en un ascensor.

Bueno, acostarse sería mucho decir, porque no daba para tal el receptáculo. Pero eso a la modelo de 29 años le dio bastante igual, como ha explicado en el programa Lady Parts, el cual presenta la actriz de Modern Family Sarah Hyland junto con la Dr. Sherry y que está inscrito dentro de los contenidos digitales del programa de Ellen DeGeneres.

Delevingne ha rememorado con mucho cariño aquel encuentro con un hombre al que había conocido aquella misma noche tocando música. Según la supermodelo fue precisamente la impulsividad de la experiencia la que lo convirtió en una de sus aventuras pasionales más placenteras.

"Fue maravilloso, algo muy sexy; una locura", ha resumido, antes de entrar en los pormenores de cómo se dieron las circunstancias idóneas para que dicho polvo resultase tan llena de instinto que años después lo siga recordando como si hubiese ocurrido el día anterior.

"Fue una experiencia de una noche, cuando era bastante más joven, pero recuerdo sobre todo lo espontáneo de todo el asunto", ha contado Delevingne sobre cómo nunca llegaron a la cama, dejándose llevar por sus impulsos. "La persona con la que me acosté... Habíamos estado tocando música durante tres horas. Yo estaba con la batería y él con la guitarra, y luego intercambiamos los instrumento", ha comenzado relatando.

"Después, él me iba a llevar a casa, pero no nos pudimos resistir y acabamos haciendo el amor en el ascensor. No pasó nada más pero no porque no me gustara, sino porque le había conocido literalmente ese día. Me quedé pensando: 'Esto es de locos'", ha puntualizado.

También ha hablado de cómo ahora disfruta del sexo, después de que hace poco comentase cómo fue su primera vez y cómo se sentía cohibida, algo que hace tiempo dejó atrás. "No perdí la virginidad hasta que no tuve alrededor de 18 años. Pero tampoco pedía lo que quería que me hiciesen durante mucho tiempo", explicó, así como que, si bien antes pensaba que era necesario ser muy ruidosa, ahora ya solo gime si lo considera.

"Es mucho más interesante si tienes un orgasmo y no haces ruido... Porque recuerdo estar condicionada a pensar: 'Este es el sonido que hace la gente'", ha comentado, mientras que ahora está mucho más segura y es más consciente de lo que le gusta: "Recuerdo parar de hacer ruido y esforzarme por mantenerlo [ese silencio]. Es muy sexy cuando sencillamente dejas de hacer ruidos para centrarte en sentir más. Es como... ¡Hala!".

Mostrar comentarios

Códigos Descuento