Barcelona ensaya en dos barrios un nuevo modelo de distribución por islas de los contenedores de basuras

  • Este sistema supone un paso intermedio entre el modelo tradicional de contenedores y el de recogida puerta a puerta. 
Contenedor de basura en Barcelona.
Contenedor de basura en Barcelona.
ARCHIVO

Desde este lunes, los vecinos de los barrios del Fort Pienc y de la Dreta del Eixample de Barcelona comenzarán a ver cómo nacen en sus calles nuevas islas de contenedores de basuras que concentrarán, cada una de ellas, los cinco tipos de contenedores existentes: el gris (rechazo), el marrón (orgánico), el amarillo (envases), el azul (papel y cartón) y el verde (vidrio). El hecho de compactar los cinco depósitos de basuras por islas permitirá ganar espacio público en estos dos vecindarios barceloneses. 

Este nuevo sistema de redistribución de la recogida selectiva de basura es un paso intermedio entre el tradicional de containers y el de recogida puerta a puerta de los núcleos antiguos de Sarrià y Sant Andreu, y se pone en marcha dentro de la nueva contrata del servicio que estrenará la ciudad el próximo mes de marzo. A finales de este mes de octubre ya serán visibles y activas las 30 islas de contenedores que pondrá en funcionamiento el consistorio, que pretende ampliar a otros puntos de la ciudad en 2022.

La zona en la que se llevará a cabo este ensayo se ubicará en el triángulo que forman las calles Gran Via, Passeig de Sant Joan y Diagonal

Estos 30 puntos de recogida selectiva se combinarán con la actual distribución de los contenedores, por un lado, únicamente con los de rechazo, y por el otro, con los binomios de rechazo y materia orgánica. 

La zona en la que se llevará a cabo este ensayo se ubicará en el triángulo que forman las calles Gran Via, Passeig de Sant Joan y Diagonal. 

Para que tanto vecinos como comerciantes vayan conociendo el nuevo modelo por islas, se ha desplegado en el área a un equipo de 16 educadores que ayudarán a resolver dudas y a recoger datos de estudio que servirán para ver cómo va funcionando esta prueba piloto.

Con este nuevo sistema, el Ayuntamiento de Barcelona espera poder salir del estancamiento en las cifras de recogida selectiva, que se sitúan en un 37.7%, para alcanzar el 55% en el año 2025.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento