Maduro afirma que la extradición a EE UU de Saab, acusado de ser su testaferro, es una "puñalada mortal" al diálogo

  • El mandatario tacha a Cabo Verde, desde donde fue extraditado el empresario, de "corruptos, vendepatrias y arrastrados".
El presidente de Venezuela, Nicolás Maduro.
El presidente de Venezuela, Nicolás Maduro.
PRENSA MIRAFLORES / EFE
El presidente de Venezuela, Nicolás Maduro, acusó este domingo a EEUU de darle una "puñalada mortal" al diálogo que se desarrollaba en México entre el chavismo gobernante y la oposición, tras haber extraditado al empresario colombiano Álex Saab -defendido como diplomático por el Gobierno venezolano-, por supuesto lavado de dinero. (IMÁGENES: VTV)
EFE

El presidente de Venezuela, Nicolás Maduro, acusó este domingo a Estados Unidos de darle "una puñalada mortal" al diálogo que se desarrolla en México entre el Gobierno venezolano y la oposición, con la extradición el sábado del empresario colombiano-venezolano Álex Saab desde Cabo Verde, acusado de ser el testaferro del líder venezolano. Saab, defendido como diplomático por Caracas, fue extraditado por supuesto lavado de dinero.

"El Gobierno de Estados Unidos sabía que secuestrando a Álex Saab, miembro de la comisión del diálogo de México, le metía una puñalada mortal a los diálogos y negociación de México. [Estados Unidos] no quiere diálogo, no quieren paz para Venezuela, no quieren democracia y avance para Venezuela", criticó Maduro en un discurso transmitido por la cadena venezolana VTV.

El mandatario instó a que "cada cual saque sus propias conclusiones" pero insistió en que a la Administración del presidente estadounidense, Joe Biden, "no le paran los métodos de los venezolanos para salir adelante". "Con imperio o sin imperio, Venezuela seguirá saliendo adelante", aseveró

Maduro defendió su visión de la extradición como "un secuestro vulgar", y adelantó que las autoridades venezolanas "se están moviendo" ante Naciones Unidas y en los organismos de defensa de los Derechos Humanos "a todo nivel" para lograr "la verdad" y "la libertad de Saab".

Por su parte, el propio Álex Saab aseguró que no tiene "nada que colaborar" con el país norteamericano, a través de una carta que fue leída este domingo por su esposa, Camila Fabri. "No he cometido ningún delito ni en Estados Unidos ni en ningún país y no pienso mentir para favorecer a Estados Unidos en contra del que atraviesa un bloqueo inhumano", afirmó en el escrito.

Críticas a Cabo Verde

Respecto a la extradición desde Cabo Verde a Estados Unidos, Maduro defendió que la Comunidad Económica de Estados de África Occidental (CEDAO) había resuelto en dos ocasiones que Saab "era inocente y debería ser absuelto", así como la "prohibición de su extradición".

"Los corruptos, vendepatrias, arrastrados del presidente, primer ministro y magistrados del Tribunal Constitucional de Cabo Verde se arrastraron y no acataron la sentencia, y se lo llevaron sin orden de captura, sin orden de INTERPOL", denunció el mandatario venezolano.

Maduro defendió que la situación con Saab representa "un secuestro muy grave" para el derecho internacional y apuntó que las instituciones venezolanas deberán acudir "a todas las instancias, con mucha fuerza, a denunciar". "Debemos seguir nuestra batalla por la verdad y la justicia contra el imperialismo norteamericano", ha zanjado.

Cientos de venezolanos se manifestaron este domingo en Caracas para protestar contra la extradición del diplomático. Maduro definió la movilización como "una manifestación llena de juventud y ratificación, desde la tristeza y el dolor, de la lucha por la verdad, la inocencia y la libertad de Álex Saab".

Blanqueo de 350 millones

Las autoridades de Cabo Verde extraditaron a Estados Unidos este sábado a Saab, presunto testaferro de Maduro y acusado por Washington de blanquear 350 millones de dólares -295 millones de euros- para, según EE UU, pagar corruptelas del mandatario a través del sistema financiero estadounidense.

Saab fue detenido en junio de 2020 cuando realizaba escala de reabastecimiento en una isla caboverdiana. Está acusado de siete cargos de lavado y uno más de conspiración para blanquear y, además, desde mayo de 2019, está sancionado por la Oficina de Control de Activos Extranjeros (OFAC) del Departamento del Tesoro de EE UU.

Tras la detención, Venezuela aseguró que el empresario es un ciudadano venezolano y un "agente" del Gobierno que se hallaba "en tránsito" en Cabo Verde, por lo que sus abogados sostuvieron que "tenía derecho a la inviolabilidad personal como enviado especial de Venezuela".

Después de su extradición el pasado sábado, la el Gobierno de Maduro anunció la suspensión de su participación en el diálogo con la oposición venezolana en Ciudad de México. "En virtud de esta gravísima acción nuestra delegación anuncia que suspende su participación en la Mesa de Negociación y Diálogo", aseguró el presidente de la Asamblea Nacional venezolana y jefe de la delegación gubernamental, Jorge Rodríguez.

Por su parte, tanto la oposición venezolana, como el Gobierno de Noruega, facilitador de las negociaciones entre ambos bandos, han manifestado su respaldo a los contactos y han instado al oficialismo a que no abandone las sesiones.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento