Tres residencias de La Rioja implementan un nuevo modelo de atención emocional, social y espiritual al final de la vida

Tres residencias de La Rioja implementan un nuevo modelo de atención emocional, social y espiritual al final de la vida. Según el Informe Envejecimiento en Red de 2019 del CSIC (Consejo Superior de Investigaciones Científicas), 400.000 personas de edades medias de 80 años, dependientes o en situación de vulnerabilidad, viven en las más de 5.000 residencias que existen en España.
Tres residencias de La Rioja implementan un nuevo modelo de atención emocional, social y espiritual al final de la vida
Tres residencias de La Rioja implementan un nuevo modelo de atención emocional, social y espiritual al final de la vida
20M EP

Se trata de una población especialmente vulnerable con una elevada morbilidad y mortalidad: Más del 80% sufren condiciones crónicas complejas y avanzadas; hasta un 60% padecen demencia, y existe una alta prevalencia de necesidades psicosociales y espirituales difícilmente atendidas. Se contemplan también, otros condicionantes relacionados con la soledad y la pobreza, que se han puesto de relieve sobre todo a partir del confinamiento y la situación pandémica.

Ante esta realidad, la Fundación "la Caixa" ha ampliado y extendido su Programa para la Atención Integral a Personas con Enfermedades Avanzadas a residencias de personas mayores, con el objetivo de mejorar la calidad de vida de las personas que se encuentran en un proceso de enfermedad avanzada y a sus familiares. Actualmente el Programa ya se desarrolla en 113 residencias de toda España. Tres de estas residencias son de La Rioja: Los Manitos; Residencia de La Rioja; y Residencia de Lardero.

El subdirector general de la Fundación "la Caixa", Marc Simón, comparte que "hoy es más necesario que nunca un modelo de atención centrado en la persona y que proporcione soporte a los residentes y a sus familiares, así como a los profesionales y organizaciones".

El Programa para la Atención Integral a Personas con Enfermedades Avanzadas de la Fundación "la Caixa" nació en 2009 como un modelo pionero en la atención emocional, social y espiritual en los cuidados paliativos y procesos de final de vida y duelo.

Hasta el momento lo desarrollan 44 EAPS (Equipos de Atención Psicosocial) que pertenecen a entidades sociales y sociosanitarias de reconocido prestigio en sus respectivas comunidades autónomas, formados por más de 230 psicólogos/as, trabajadores/as sociales, enfermeros/as, médicos, agentes pastorales, y más de 1.000 personas voluntarias, actuando en 132 hospitales de toda España y 133 unidades de apoyo domiciliario. Desde sus inicios, el Programa ha llegado a atender 209.499 pacientes y 301.722 familiares, habiendo superado recientemente las 500.0000 personas atendidas.

En La Rioja el programa actúa en el Hospital de La Rioja, el Hospital San Pedro de Logroño, y en cinco Equipos de Atención Domiciliaria a través de un EAPS perteneciente a la Fundación Rioja Salud. El equipo está formado por tres psicólogas, una trabajadora social y una administrativa. Desde sus inicios, en La Rioja, han sido atendidos 3.534 pacientes y 7.794 familiares.

Por el momento, la extensión del Programa en las tres residencias de La Rioja se está llevando a cabo con la incorporación de una psicóloga más en el Eaps, dedicada exclusivamente a la atención en las residencias. Desde que empezó hace unos meses, han sido atendidas 116 personas: 62 residentes y 54 familiares.

ATENCIÓN EMOCIONAL, SOCIAL Y ESPIRITUAL EN RESIDENCIAS

El modelo de actuación del Programa, enmarcado en la Estrategia de Cuidados Paliativos del Sistema Nacional de Salud, proporciona una atención cálida y personalizada que complementa la labor que las unidades de cuidados paliativos realizan en hospitales, domicilios y centros sociosanitarios. Su finalidad es alcanzar una atención integral basada en atender las necesidades emocionales, sociales y espirituales de la persona y su entorno, y apoyar a los profesionales que la acompañan.

El residente es atendido, de forma individual o grupal, basadas en la escucha activa y la empatía; la expresión de emociones y sentimientos; el acompañamiento en su sentir espiritual; la adaptación progresiva a la enfermedad, y el valorar un acompañamiento voluntario al final de la vida.

La atención a los familiares abarca el apoyo que necesitan para poder atender a sus seres queridos, y el acompañamiento, la prevención y el tratamiento del duelo.

La atención a los profesionales de las residencias también es un factor clave para el bienestar de los residentes y sus familiares. En este sentido, el Programa facilita apoyo en situaciones de burnout, ansiedad y malestar; espacios para expresar y reflexionar sobre casos especialmente complejos; aportación de técnicas y recursos en las distintas áreas de atención: soledad, final de vida y duelo.

El Programa también pone a disposición formaciones a profesionales, voluntarios y familiares, en las que se aportan contenidos, actuaciones y metodología.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento