'First dates' vive una de sus citas más desastrosas con Ainhoa y Roy

  • "En el amor me ha ido de culo, siempre acabo mal", reconoció el malagueño.
  • "Ha sido muy impactante verle con la barba y muy rapado", señaló la sevillana.
Ainhoa y Roy, en ‘First dates’.
Ainhoa y Roy, en ‘First dates’.
MEDIASET

Las paredes del local de First dates han visto multitud de citas que han ido bien, mal y regular, pero tan desastrosa como la que vivieron Ainhoa y Roy este miércoles, no se recordaba en el programa de Cuatro.

La primera en llegar fue la joven sevillana: "Políticamente hablando soy más conservadora o tradicional. Tengo ganas de conocer a una persona que sepa lo que quiere", comentó Ainhoa.

Su cita fue Roy: "No es que le dé valor al dinero, se la doy a la libertad, a viajar... y todo eso se consigue con dinero, por eso le doy valor a las cosas que se consiguen con él", admitió el malagueño.

"En el amor me ha ido de culo, siempre acabo mal. La mayoría de las veces me han rechazado por mi cara", añadió antes de conocer a Ainhoa en la barra del local.

Roy, en ‘First dates’.
Roy, en ‘First dates’.
MEDIASET

La joven admitió que "ha sido muy impactante verle con la barba y muy rapado. Llevaba unas pintas para venir a un programa a una primera cita...". Roy, por su parte, sorprendió a su pareja de una forma que no se esperaba.

"Sinceramente, me he cansado de trabajar y lo que he hecho es buscar mis fuentes de dinero. Actualmente gano mil euros mensuales de diferentes ingresos", le explicó el malagueño.

"A mí me gusta vaguear, hacer el vago. Soy liberal, lo de tributar no va con conmigo y he montado un negocio clandestino de paseo de perros", le contó a su cita, que no veía nada clara la velada.

Durante la cena, poco a poco se fueron alejando más y más, en política, gustos... Roy estuvo a punto de quitarse la camiseta al saber que a Ainhoa le daba asco el mundo manga, por ejemplo.

También sintió que le iba a odiar porque él escuchaba metal a todas horas y ella pensaba que ese tipo de personas ya no existían.

Al final, como era de esperar, ninguno de los dos quiso tener una segunda cita, y más cuando la sevillana afirmó: "No volvería a quedar porque es un otaku y no se bañan".

Él, sorprendido por el comentario, respondió: "No me baño todos los días porque nos morimos, pero tanto mi grupo de amigos como yo si somos aficionados a eso del agua y el jabón". Y añadió que "solo coincidimos ella y yo en que somos humanos".

Roy y Ainhoa, en ‘First dates’.
Roy y Ainhoa, en ‘First dates’.
MEDIASET
Mostrar comentarios

Códigos Descuento