Belén Esteban abandona el plató de 'Sálvame' tras brotar contra Jesulín: "¡Quién te ha visto y quién te ve!"

Belén Esteban, en plató de 'Sálvame'.
Belén Esteban, en plató de 'Sálvame'.
MEDIASET

Belén Esteban ha abandonado este miércoles el plató de Sálvame tras brotar contra Jesulín de Ubrique. "Si me quedo voy a seguir hablando y no quiero", ha aclarado en el programa, donde se ha hablado de la operación de pecho a la que se ha sometido la hija del torero con María José Campanario, Julia Janeiro.

La de Paracuellos ha lamentado que el diestro no le preste la misma atención a Andrea Janeiro que a la joven influencer. "A mí lo único que me joroba es que a una se le paguen las tetas y a la otra no se le pague la mitad de la carrera. Ahí se demuestra que hay hijos de segunda. Y no lo digo por 'la Jose'. Ella no tiene nada que ver", se ha quejado.

La colaboradora televisiva se ha mostrado preocupada por la reacción de su hija tras sus palabras, pues siempre se ha mantenido alejada del foco mediático. Sin embargo, no se ha quedado callada y ha seguido cargando contra el torero.

"Qué suerte tienes, Jesulín, de que tu hija no me deje hablar. Esa es la suerte que tú tienes ahora mismo. Si me dejase hablar, se te caería la cara de vergüenza", ha avisado. Y ha pedido respeto: "Yo me callo, pero ya está bien. Que esto parece 'tú a California y yo a Nueva York".

Esteban ha recordado la polémica carta que Campanario publicó hace unos meses en Facebook, y que dio que hablar en Telecinco durante días. "Gracias por nada. Gracias por nada. Te digo una cosa, mucha suerte tienes, pero acuérdate de lo último que pasó. Acuérdate de lo de la cartita, lo que quería dar a entender", ha subrayado, visiblemente molesta.

"Mucha suerte tienes, pero acuérdate de lo último que pasó. Acuérdate de lo de la cartita, lo que quería dar a entender"

"¿Sabes qué? Que en el pecado llevas la penitencia. ¡Quién te ha visto y quién te ve! No quiero decir nada más. Ni me preguntéis ni nada", ha apuntado, dejando ver después una pizca de arrepentimiento. "Ay, Dios, he hablado mucho, pero podría haber hablado mucho más. Y gracias a Dios a que no nos falta de nada, pero hay cosas que duelen, sobre todo la educación. Lo mejor que le pueden dar los padres a los hijos es amor y cariño, pero también una educación. Es el mejor dinero que puede gastarse un padre".

Finalmente, la tertuliana ha optado por abandonar el plató. "Me salgo. Es que no quiero, es que me caliento. Si me quedo voy a seguir hablando y no quiero", ha zanjado.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento