Barcelona dobla la inversión en ayudas a la rehabilitación en 2021 para llegar a 15.000 viviendas

Vista aérea de la Sagrada Familia, en Barcelona.
Una vista aérea de Barcelona, con la Sagrada Familia en primer plano.
BASÍLICA DE LA SAGRADA FAMILIA

Alrededor de un 65% del parque de vivienda de la capital catalana es "anterior al año 1979" y por lo tanto, está "muy envejecido", ha señalado este miércoles el concejal de Emergencia Climática y Transición Ecológica, Eloi Badia. Ante este escenario, el Ayuntamiento ha anunciado que el Consorci d'Habitatge de Barcelona -integrado por la Generalitat y el consistorio- prácticamente doblará la inversión en ayudas a la rehabilitación en 2021, que será de 37 millones de euros, mientras que en 2020 fue de 20,5. De este modo, se pretende llegar a 15.000 hogares, que son el 3,5% de los que necesitan mejoras.

Ha dado este porcentaje la concejala de Vivienda y Rehabilitación, Lucía Martín, que ha indicado que pese a que es reducido, la Unión Europea "pide un 3% anual". Por su parte, la decana del Col·legi d'Arquitectes de Catalunya (COAC), Assumpció Puig, ha señalado que en Barcelona, se va "un paso por detrás de Europa" y ha considerado la inversión un pequeño avance que debe repetirse año tras año. 

Puig también ha dicho que la ciudad tiene un "parque edificado obsoleto" y que "la piel de los edificios solo cubre, pero no da frío ni calor", por lo que necesita "un tratamiento para que dé abrigo en invierno y una temperatura confortable en verano". Sin este, ha apuntado, el consumo energético de los edificios es más elevado, y el mayor después del de la industria y el transporte. En este sentido, la convocatoria de ayudas a la rehabilitación para 2021 priorizará las mejoras dirigidas a incrementar la eficiencia energética, aspecto que, según el Ayuntamiento, "será imprescindible para optar a los fondos europeos Next Generation que llegarán en los próximos años". 

"El 20% de las emisiones de la ciudad procede del parque de edificios", ha alertado Badia. Con una rehabilitación parcial, según el consistorio, el gasto energético se puede reducir un 10%, y entre un 25% y un 30% con una renovación integral.

Martín, por otro lado, ha afirmado que las 15.000 viviendas que se beneficiarán de las ayudas de 2021 significan un aumento de 5.000 respecto a la media anual de la última década, cuando llegaban a unas 10.000 con una inversión de unos 20 millones por año.

Según el consistorio, por cada euro que dirige la administración pública a la rehabilitación, se invierten tres privados, lo que quiere decir que los 37 millones que pondrá el Consorci d'Habitatge (un 90% el Ayuntamiento, a pesar de que su participación en este ente es del 40%, y 10% la Generalitat) pueden generar una cantidad total de 110,91 millones. Se calcula que por cada millón de euros se crean 56 puestos de trabajo, por lo que los nuevos empleos pueden alcanzar los 6.200.

De los 37 que se invertirán (36,97 exactamente), 21,3 se destinarán a la mejora de elementos comunes de edificios, como por ejemplo fachadas, cubiertas verdes o patios. Las ayudas cubrirán entre el 20% y el 50% del coste de las actuaciones, con límites de entre 20.000 y 50.000 euros según el caso. Se dará prioridad a las actuaciones para mejorar la accesibilidad, como por ejemplo la instalación de ascensores. Entre 2016 y 2020 se colocaron 759, que beneficiaron a 9.705 familias.

Otros 4,6 millones de euros serán para rehabilitar interiores de viviendas de familias vulnerables. La previsión es que se puedan beneficiar alrededor de 480.

También se destinarán 3,3 millones de euros a fincas de alta complejidad socioeconómica que suelen quedar fuera de las convocatorias ordinarias, algo que está previsto en el Plan de Barrios municipal. Como novedad de este año, se incorporará una actuación piloto en fincas verticales del Raval y el nuevo programa piloto Habita Carmel.

Otros 3,3 millones de euros se emplearán en rehabilitar interiores de viviendas que estén en la Bolsa de Alquiler de la ciudad. Las ayudas serán de hasta 20.000 euros, con lo que se prevé la captación de 196 pisos.

Además, se destinarán 2,5 millones de euros a la regeneración urbana de Canyelles y 1,97, a la del Besòs, que persiguen la intervención en el global de estos conjuntos urbanos vulnerables, y no en edificios en concreto. Se espera llegar a 294 y 140 viviendas respectivamente.

La convocatoria de ayudas se ha trabajado conjuntamente con los colegios profesionales del sector, como el COAC, el Col·legi d'Aparelladors i Arquitectes Tècnics i Enginyers d'Edificació de Barcelona, el Col·legi d'Enginyers Industrials de Catalunya y el Col·legi d'Enginyers Tècnics de Barcelona.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento