Los zaragozanos se reencuentran hoy con la Virgen en una restringida Ofrenda de Flores

  • 20.000 personas participarán en un desfile que por primera vez parte de la margen izquierda del río. 
  • Las salidas de individuales y grupos se harán desde el parque Macanaz entre las 7.00 y las 20.40 h. 
Una oferente se dirige hacia la Basílica del Pilar de Zaragoza donde hoy se celebra la tradicional Ofrenda de Flores.
Una oferente se dirige hacia la Basílica del Pilar de Zaragoza donde hoy se celebra la tradicional Ofrenda de Flores.
EFE/Javier Belver

La capital aragonesa vuelve a tener por fin Ofrenda de Flores. Tras un año en blanco, los zaragozanos se reencontrarán hoy con la Virgen de Pilar en una jornada que ya se sabe histórica, porque será la primera vez que se celebre este acto desde la irrupción de la pandemia. Y porque no tendrá mucho que ver con los años anteriores. 

Lejos del colorido y el bullicio habitual, el Ayuntamiento ha diseñado un dispositivo de seguridad con el objetivo de que pase casi inadvertida. Sin público, sin concurso de trajes, sin país invitado y con la estructura oculta tras una malla para que no se formen aglomeraciones. La participación también será muy diferente: ni siquiera llegará al 20% de los oferentes que se contabilizaron en 2019.

La de hoy será, como ya se ha advertido en múltiples ocasiones, una Ofrenda inédita y marcada por las restricciones sanitarias para evitar la propagación del coronavirus. 

Los operarios municipales comenzarán a las 4.00 a colocar el vallado por todo el recorrido desde el parque Macanaz. En total, se van a utilizar 800 vallas que juntas suman cerca de 1,6 kilómetros de longitud. 

Una vez en la plaza del Pilar, se limitará, con vallas de dos metros de altura y malla de ocultación, un espacio de 7.500 metros cuadrados entre la residencia de Nuestra Señora del Pilar y los antiguos juzgados. El montaje concluirá, según informaron fuentes municipales, a las 6.30. Media hora más tarde dará comienzo la Ofrenda.

En primer lugar, agentes de la Policía Local a caballo abrirán el recorrido por el puente de Santiago. Inmediatamente después, partirá el primer grupo que, como se decidió mediante sorteo, será Amigos de Somaén. A lo largo de todo el día, hasta las 20.40 que es cuando están previstas las últimas salidas, depositarán sus flores a los pies de la Virgen 20.000 personas. Una cifra que está muy lejos de las 112.432 que se registraron en 2019, cuando se emplearon por primera vez máquinas de conteo. 

Pese a esto, la duración sí que será similar a la de otros años para que los oferentes vayan llegando poco a poco y así esponjar la zona y evitar que se creen aglomeraciones.

En concreto, 13.500 participantes formarán parte de alguno de los 550 grupos tradicionales que se inscribieron (cada uno con un máximo de 20). El resto, otras 6.500 personas, harán el recorrido como oferentes individuales, aunque organizados también en ‘minigrupos’ de hasta seis. En este caso, las medidas contra la covid han dejado fuera a muchos zaragozanos, pues se recibieron 40.616 inscripciones y solo unos pocos afortunados pudieron hacerse con un hueco tras la celebración de un sorteo ante notario.

Por primera vez, el recorrido partirá de la margen izquierda del Ebro para, como explicaron desde el gobierno municipal, que sea "más controlable" y "evitar que se mezcle con el gran público". Los oferentes saldrán desde el parque Macanaz, donde habrá dos grandes puntos de citación. 

La mayoría de los grupos deberán acceder por la zona del Centro de Natación Helios, caminando por debajo del puente, mientras que los individuales, y algún grupo, tendrán que acercarse desde la zona más próxima al puente de Piedra. También hay, de forma excepcional, un espacio reservado para las personas con problemas de movilidad, ya junto a la plaza. En el parque, todos los participantes se repartirán hasta en seis accesos diferentes, donde aguardarán su turno para iniciar el recorrido.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento