¿Estás pensando en preparar una oposiciones? Toma nota de algunos consejos para hacerlo bien

  • Entre 2018 y 2021, el Gobierno central ha aprobado 110.000 nuevas plazas de empleo público.
Imagen de archivo de unos opositores realizando un examen para convertirse en profesores de secundaria.
Imagen de archivo de unos opositores realizando un examen.
ARCHIVO

Entre 2018 y 2021, el Gobierno de Pedro Sánchez ha aprobado la mayor oferta de empleo público de la historia de España, con 110.000 plazas. Esos son al menos los números del actual Ejecutivo, que asegura, en palabras de su ministra de Hacienda y Función Pública, que "en tres años del Gobierno del presidente Sánchez la oferta de empleo público ha sido un 73% superior a la de seis ejercicios de Mariano Rajoy".

Sin entrar ni en la disputa ni en el detalle, lo cierto es que hay ahora mismo en el aire miles de plazas de trabajo en la Administración. Aunque hay oposiciones en sus tres niveles (Estado, Comunidades Autónomas y entes locales) y que su dificultad puede variar mucho de unas a otras, hay consejos que valen para todas ellas. Toma nota.

Haz una planificación anual

Define tareas como: resumir temas, estudiarlos, repasarlos; diseñar la programación, las unidades didácticas, el material didáctico; realizar prácticas, lecturas de interés y preparar la exposición oral. Divídelas por meses; haz otra planificación semanal dividiendo el tiempo diario que dispones entre las distintas tareas. Prioriza tareas adecuándote a tus necesidades. Repasar es mucho más importante que resumir y estudiar: cuanto más repases más detalles recordarás. Al final de la semana valora de 0 al 10 el nivel de satisfacción con respecto al cumplimiento de tu plan semanal.

Nada de nuevas obligaciones

En estos últimos años se convocan oposiciones en años alternos, por lo que tenemos un año en blanco para hacer cursos que puedan contarnos en otros méritos. Si necesitas cursos debes hacerlos de tal manera que no afecten a la preparación de los distintos exámenes.

Pregúntate cada día si sigues o no

Dedica cada día unos minutos a meditar sobre cómo vas, nivel de satisfacción, dificultades que estás teniendo o cómo aprovechas el tiempo. Si te cuesta ponerte a estudiar y cuando te pones no te concentras y, sobre todo, si entras en ese estado de angustia vital en que una parte de ti "quiere" pero hay otra que "no puede"... sé drástico y corta por lo sano. Si decides dejarlo no te quemarás y conservarás las fuerzas para otra vez; si decides continuar y todo mejora, perfecto. Pero si vuelves a caer en la situación de angustia vital, déjalo.

Hazlo cuando quieras, pero hazlo

No es necesario tener una vida muy disciplinada para estudiar oposiciones, puedes comer cuando quieras, dormir a la hora que quieras, hacer tus tareas cuando quieras, la única disciplina indispensable es hacerlo. Da igual a qué hora estudies, pero debes hacerlo. Aunque hacerlo en un horario estable nos ayudará.

Rodéate de gente que comparta tus inquietudes

Rodearse de personas que comparten nuestras inquietudes es muy beneficioso ya que nos subirá el ánimo. Podemos compartir con ellas ideas, materiales, animarnos en momentos difíciles y te ayudará a sumergirte de lleno en tu proyecto. Ten cuidado con familiares y amigos, ellos pueden no entender tu situación y hacer comentarios desmoralizadores como que estudiar las oposiciones es perder el tiempo, "nos tienes abandonados", etc.

Piensa en positivo

Un rumor negativo sobre las oposiciones, como que no se van a convocar, que va a haber cambios sustanciales en algún aspecto o que saldrán muy pocas plazas, puede hundir nuestra motivación. Sin embargo un rumor positivo o incluso una noticia contrastada no hará que estudiemos el doble. Es necesario positivizarlo todo. Ante un rumor pierde el menor tiempo posible. La tentación más grande de cada día es dejarlo, rendirse, aprende a vivir con eso y aprenderás a superarlo.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento