Megan Fox
Megan Fox luce tatuaje durante un acto promocional. 20 minutos

A la actriz de 23 años no paran de lloverle ofertas, pero incluso alguien como ella, que está empezando, sabe decir que no.

Su último sonado rechazo ha sido para el de chica Bond, papel estrella que ya interpretaron otras actrices como Ursula Andress en los sesenta, o contemporáneas suyas como Halle Berry o Sophie Marceau.

No quiero ser la simple amante, la típica chica Bond"


Megan Fox ha dicho que no quiere aceptar el papel si tiene un protagonismo secundario tan limitado, cuenta New York Daily News. "No quiero ser la típica chica Bond, la simple amante". La actriz ha añadido que cree que aceptar ese papel sería contraproducente en su carrera, y que estaría interesada en un futuro y si el papel gana en profundidad, o incluso si hace de una villana con protagonismo.

La actriz fue uno de los nombres más probables para interpretar a lo próxima compañera de Daniel Craig en la siguiente película de 007, pero ahora los responsables tendrán que buscarse a otra actriz.

Una fuente cercana a Fox ha dicho: "Está actualmente volcada en otros proyectos cinematográficos, pero quién sabe si en unos años no retomará la idea."