El cambio climático provoca que los peces sean cada vez más pequeños, según han descubierto científicos del Instituto Leibniz de Ciencias Marinas (IFM-GEOMAR) de Kiel (norte de Alemania), en colaboración con investigadores franceses.

"Tiene repercusiones en el funcionamiento de todo el ecosistema al completo", afirmó este jueves Ulrich Sommer, de IMF-GEOMAR.

El tamaño de estos organismos resulta decisivo para los animales que devoran y para aquellos por los que son devorados

El estudio, basado en mediciones realizadas en distintas zonas hídricas, como el mar del norte y el Báltico, señala que el calentamiento del planeta también está afectando al tamaño de los organismos de agua dulce.

Los científicos han observado que debido al calentamiento de los mares, la proporción de peces, bacterias y algas de gran tamaño se reduce, al tiempo que aumenta el número de especies pequeñas. "El tamaño corporal de estos organismos resulta decisivo para los animales que devoran y para aquellos por los que son devorados", insistió Sommer.

Peligro para el zooplancton

Así pues, los animales alcanzan su madurez sexual con poca talla, y un aumento considerable de las especies pequeñas podría implicar que se devore más zooplancton. "Además, disminuye lógicamente el valor científico de la pesca, dado que los peces son más pequeños", apuntó.

El estudio ha sido publicado en la revista especializada Proceedings, editada por la National Academy of Sciences de Estados Unidos.