Puente no hablará más sobre la Plataforma del Soterramiento y critica su "afán de protagonismo" y de buscar 'vendettas'

El alcalde de Valladolid, Óscar Puente, ha aseverado este viernes que será "la última vez" que se pronuncia sobre las reivindicaciones de la Plataforma del Soterramiento para recuperar el proyecto ferroviario de 2003, lo que ha calificado de "bucle melancólico", al tiempo que ha reprochado el "afán de protagonismo" y la búsqueda de 'vendettas' por parte de sus portavoces.
Puente no hablará más sobre la Plataforma del Soterramiento y critica su "afán de protagonismo" y de buscar 'vendettas'
Puente no hablará más sobre la Plataforma del Soterramiento y critica su "afán de protagonismo" y de buscar 'vendettas'
20M EP

Así lo ha señalado el regidor socialista al ser preguntado por los medios de comunicación, a quienes incluso ha pedido que no le vuelvan a preguntar sobre este tema y ha añadido que si lo hacen no contestará. "Sabéis que soy claro, respondo a todo, me pronuncio sobre todo, pero se la única vez que me pronuncia sobre este tema", ha aseverado antes de plantear su opinión.

Puente ha recalcado que no quiere entrar en el "juego" de las personas "que juegan con las ilusiones de la gente a sabiendas que son meras ilusiones", y ha considerado que el "único afán" de sus representantes -entre ellos están el ex subdelegado del Gobierno socialista Cecilio Vadillo y el exconcejal del PSOE en el Ayuntamiento de Valladolid José Luis Lara- es "la búsqueda de protagonismo personal y algunas vendettas que no son de recibo".

El alcalde ha matizado que ve "muy respetable" que se quiera seguir con este asunto de la recuperación del proyecto de soterramiento, lo que ha definido como un "bucle melancólico eterno", pero él ha recalcado que no quiere "contribuir a ese juego".

Puente ha recalcado que existe un convenio firmado en el año 2017, con cantidades económicas "reales y no con las cuentas de la lechera", cuyas obras están "en marcha". En este sentido, ha subrayado que el proyecto de integración ferroviaria surgió "de la necesidad en un momento determinado en el que la deuda de la Sociedad Alta Velocidad era de 400 millones de euros".

El trabajo del Ayuntamiento, ha incidido, será "por Valladolid", para desarrollar las obras previstas, que tienen financiación comprometida, "con dinero en la caja, sin deuda y con realidades".

Por su parte, el consejero de Fomento y Medio Ambiente de la Junta de Castilla y León, Juan Carlos Suárez-Quiñones, que fue uno de los firmantes del convenio para la integración ferroviaria en 2017, ha subrayado que la posición de la Administración autonómica "siempre ha estado del lado de lo que quiera la ciudad y el Ministerio".

En este sentido, ha insistido en que "en su momento se consideró que la integración era adecuada", pero ha matizado que la Junta estará "a lo que la ciudad determine".

En el caso de la Consejería de Fomento, ha matizado que su preocupación está especialmente en sus competencias específicas, como la nueva estación de autobuses, sobre la cual ha recordado que ya han reclamado a la SVAV que "se acelere" porque Valladolid "no tiene una estación de autobuses como la que le corresponde a una ciudad así".

Mostrar comentarios

Códigos Descuento