Identifican seis catalizadores que convierten el CO2 en combustible

Un estudio sugiere que las normas sobre contaminación actuales son insuficientes y deben ser revisadas
El calentamiento global amenaza a la salud pública.
20M EP

Convertir el CO2 presente en la atmósfera y causante del calentamiento global en energía limpia. Este es el objetivo de una reciente investigación liderada por un equipo de investigadores del Centro de Ciencias de Materiales de la Queensland University of Technology dirigido por el profesor Liangzhi Kou.

La investigación, que ha sido publicada en la revista Nature, se centra en la "electrorreducción de CO2" para crear combustibles químicos eficientes que reduzcan la contaminación ambiental y la crisis energética que estamos atravesando a nivel global.

Seis catalizadores para convertir el CO2 en energía limpia

Para ello, utilizaron catalizadores con "una selectividad de producto y una ruta de reacción controlables". El equipo de expertos identificó seis catalizadores ferroeléctricos que comprenden átomos de metales de transición que son efectivos en una reacción que podría convertir el CO2 en una fuente de energía sostenible. 

"La salud pública se ve gravemente amenazada por el efecto invernadero debido al uso excesivo de combustibles fósiles", detallan los autores en el estudio. Por esta razón es necesario "desarrollar tecnologías que puedan convertir los gases de efecto invernadero  en fuentes de energía limpias". 

Entre las diferentes posibilidades, "la reducción catalítica de CO2 en combustibles de hidrocarburos, que presenta respeto al medio ambiente, alta eficiencia y bajo costo, ha sido reconocida como uno de los enfoques más prometedores", argumentan. 

¿Cómo funcionan estos catalizadores?

El objetivo es convertir el exceso de CO2 de la atmósfera en combustible mediante un grupo de catalizadores de un solo átomo, recoge el portal 'Cienciaplus' de Europa Press. A través de este modelo, los expertos comprobaron que los materiales ferroeléctricos tienen una carga positiva en una cara y negativa en la otra, y que esta polarización se puede invertir al aplicar un voltaje

Así, la adición del átomo del metal catalizador al material ferroeléctrico genera una conversión del CO2 en el combustible deseado. "La eficiencia de conversión se puede controlar mediante un enfoque factible", destacó el autor principal de la investigación, el profesor Kou. "Significa que por primera vez desarrollamos la capacidad de acelerar o ralentizar, incluso apagar la reacción química", concluye.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento