Lena Dunham responde a las críticas sobre su aspecto en el día de su boda: "No debería avergonzarme de mi cuerpo"

Lena Dunham vuelve a HBO con una miniserie sobre las altas finanzas
Lena Dunham en una alfombra roja.
GTRES

Lena Dunham sorprendió a sus seguidores la semana pasada tras anunciar que se había casado con su pareja, el músico Luis Felber, tras a penas un año de relación. La boda, que se fraguó en secreto, ocupó numerosas portadas de los medios internacionales por los invitados y los sorprendentes vestidos elegidos.

La revista Vogue cubrió al completo la ceremonia y publicó con todo detalle los looks que la actriz de Girls elegió para la especial noche. Se trataba de tres vestidos blancos diseñados por Christopher Kane.

Uno de ellos, el elegido para dar el 'sí, quiero', destacaba por recordar a un traje de comunión con una falda corta y unas mangas largas de encaje. Este sin duda es el que más comentarios ha recibido en internet, y no todos buenos. Por eso, a la vuelta de su luna de miel Dunham ha querido responder a las criticas.

Según ha asegurado en una publicación en Instagram, muchas de las opiniones "no merecen" ser reproducidas, pero para ella es importante que otras mujeres sean conscientes de que todos los cuerpos son aceptables. "Hay una narrativa con la que no estoy de acuerdo, en gran parte porque es una historia que no quiero que otras mujeres, otras personas, se metan en la cabeza", ha explicado.

El comentario más repetido la comparaba con su aspecto durante la exitosa serie de HBO y Dunham se ha quejado: "¿Debería avergonzarme de alguna manera porque mi cuerpo ha cambiado desde la última vez que salí en televisión?" y señalaba la broma que más ha leído en los últimos días: "¿Se comió Lena al reparto de Girls?".

"En primer lugar, no es un chiste muy bueno. En segundo lugar, es irónico que se compare mi cuerpo con otro que también fue objeto de escarnio público", ha respondido con firmeza.

Pero sobre todo, ha querido dejar claro que "delgadez" no se equipara a "salud" o "felicidad". En el momento de la serie, asegura, sufría una "adicción": "En los 4 años transcurridos desde entonces he conseguido estar sobria y he comenzado mi vida como alguien que aspira a la salud y no sólo a los logros", ha continuado. 

Su salud ha mejorado aunque haya ganado kilos y esos cambios, comenta, le han permitido "ser el tipo de hermana/amiga/hija" que quiere ser y conocer a su marido, del que añade: "No me reconoce en esas viejas fotos porque ve lo apagada que estaba mi luz".

Termina la reflexión con un importante mensaje: "Está bien vivir en tu cuerpo actual sin tratarlo como algo transitorio"

Mostrar comentarios

Códigos Descuento