El diputado del PP por Segovia, Jesús Merino, imputado provisional en el 'caso Gürtel', ha afirmado que espera que su declaración de este jueves en el Tribunal Supremo (TS) "sirva para aclarar todas y cada una de las dudas que estaban planteadas" sobre su implicación en el caso.

Agradezco al Tribunal Supremo y al señor instructor que me ha permitido hacer esta declaración con bastante agilidad

Tras abandonar la sede judicial, donde ha declarado durante cerca de dos horas ante el magistrado instructor de la causa, Francisco Monterde, Merino ha añadido que confía en la Justicia y ha expresado su satisfacción por haber podido declarar sobre este asunto tal y como había pedido.

"Agradezco al Tribunal Supremo y al señor instructor que me ha permitido hacer esta declaración con bastante agilidad", ha añadido Merino, quien ha salido de la sede judicial sobre las 13.15 horas acompañado de su abogado, Luis Rodríguez Ramos. También ha explicado que cree que ha contestado "a todas las cuestiones" que le han sido planteadas.

Preguntado sobre si ha justificado su patrimonio ante el magistrado instructor, ha asegurado que no podía decir "nada más" porque las actuaciones están bajo secreto de sumario.

Delitos atribuidos

El tesorero nacional del PP, Luis Bárcenas, acudió el miércoles al alto tribunal también en calidad de imputado provisional y para hoy estaba fijada la citación de Merino, a quien se le atribuye supuestos delitos de cohecho y de fraude fiscal.

En concreto, debido a los presuntos contactos que el diputado popular habría establecido con la trama que dirigía Francisco Correa, Merino habría obtenido más de 230.000 euros.

Cuando el Supremo asumió la investigación a Bárcenas y a Merino, ambos por ser aforados -el primero es senador por Cantabria y el segundo diputado por Segovia-, Merino pidió comparecer voluntariamente para esclarecer las acusaciones.

Merino llegó a la sede del Tribunal Supremo a las 10:25 horas en un Audi blanco, es decir, más de media hora antes de lo establecido por Monterde. Ha acudido a la sede judicial tan sólo acompañado por uno de los responsables de prensa del grupo popular en el Congreso y por un empleado de Génova.

Merino es miembro de la dirección del grupo parlamentario, pero ninguno de sus compañeros ha estado presente en el Supremo para respaldarle.