Una exempleada de Facebook destripa a la compañía ante el Senado de EE UU: "Engañan repetidamente al público"

Frances Haugen, exempleada de Facebook, durante su comparecencia ante el Senado de EE UU.
Frances Haugen, exempleada de Facebook, durante su comparecencia ante el Congreso de EE UU.
MATT MCCLAIN / EFE
Frances Haugen, una exempleada de Facebook que ha sacado a la luz las prácticas de la compañía, denunció este martes ante el Congreso de EE UU que casi nadie de fuera de la firma sabe lo que pasa dentro de ella, donde se "engaña repetidamente" al público sobre los efectos nocivos de sus plataformas.
EFE

Facebook antepone sus beneficios a la seguridad de sus usuarios y oculta que sus plataformas son nocivas para los menores, fomentan la división social y debilitan la democracia, alertó este martes una exempleada ante un subcomité del Senado de Estados Unidos.

Frances Haugen, una extrabajadora de la firma, testificó ante el subcomité de Protección al Consumidor, Seguridad de Productos y de Datos de la Cámara Alta después de las filtraciones que ella misma hizo en los últimos días al diario The Wall Street Journal y tras revelar su identidad en una entrevista emitida el domingo con el programa 60 Minutes del canal CBS.

La informante, de 37 años, comenzó a trabajar en Facebook como responsable de Producto en 2019, pero decidió abandonar la compañía ante la desinformación que vio tras las elecciones en EE UU del pasado noviembre, que desembocaron en el asalto al Capitolio en enero por parte de seguidores del entonces presidente, Donald Trump.

En su testimonio, Haugen hizo un retrato despiadado de la empresa, porque durante el tiempo que estuvo trabajando en ella se dio cuenta de una "verdad devastadora": Facebook oculta información al público y a los Gobiernos.

"Los documentos que he proporcionado al Congreso prueban que Facebook ha engañado al público de forma repetida sobre lo que su propia investigación revela acerca de la seguridad de los niños, la eficacia de su inteligencia artificial y su papel para expandir mensajes divisorios y extremistas", dijo la informante.

"Casi nadie de fuera de la firma sabe lo que pasa dentro de ella", afirmó.

Contenidos que provocan reacciones extremas

Haugen explicó que ha decidido testificar ante el Congreso porque cree que los productos de Facebook (que aparte de su propia plataforma es dueña de WhatsApp e Instagram) dañan a los menores, fomentan la división y debilitan la democracia.

"Los líderes de la compañía saben cómo hacer que Facebook e Instagram sean más seguros, pero no harán los cambios necesarios porque anteponen sus beneficios astronómicos a la gente", lamentó.

Haugen, quien también estuvo empleada desde 2006 en compañías como Google, Pinterest y Yelp, aclaró que su tarea en Facebook se centró en los algoritmos y las recomendaciones que se hacen al usuario.

"Facebook sabe que el contenido que provoca una reacción extrema es más probable que logre un 'click', un comentario o que alguien lo comparta", aseguró la informante, quien subrayó que estas acciones no tienen por qué ser en beneficio del usuario.

Esta estrategia, advirtió la experta, hace que los menores estén más expuestos a contenido que promueve anorexia y puede alimentar la violencia étnica en lugares como Etiopía.

Seguridad nacional

"En algunos casos esta conversación online peligrosa ha desembocado en violencia real que daña, e incluso mata a gente", prosiguió.

De hecho, Haugen está "muy preocupada" por la seguridad nacional a la luz de cómo funciona Facebook ya que, avisó, no dota de personal suficiente a sus unidades dedicadas a prevenir los mensajes que instigan el terrorismo o el espionaje.

Este testimonio se produce después de que este lunes, se cayeran a nivel mundial durante más de seis horas los servicios de Facebook, Instagram y Whatsapp, debido, según la empresa, a un "error técnico" causado por la propia compañía.

La audiencia estuvo dedicada, sobre todo, al efecto de Facebook en los menores de edad. La informante indicó que la empresa dispone de estudios propios que apuntan que el uso de sus plataformas es perjudicial para los menores, ya que pueden ser adictivas e incentivar hábitos que pueden derivar en anorexia.

Instagram funciona como el tabaco entre los menores

En ese sentido, precisó que la compañía actúa como los fabricantes de tabaco, es decir, que promueve hábitos entre los menores a través de Instagram para que se enganchen, como ocurre con los cigarrillos.

Y denunció que Instagram ha cambiado las vidas de los niños y adolescentes que sufren acoso en la escuela, dado que "el bullying les sigue hasta casa, les sigue hasta sus dormitorios".

A su juicio, dentro de la empresa se toman decisiones "desastrosas" para los menores, la seguridad pública y la privacidad de los individuos. "Es por eso que debemos exigir a Facebook que haga cambios", afirmó.

Zuckerberg: "Eso es simplemente falso"

Por su parte, el consejero delegado y cofundador de Facebook, Mark Zuckerberg, negó este mismo martes por la noche que su compañía anteponga los beneficios a la seguridad y el bienestar de los usuarios. "En el centro de estas acusaciones se halla la idea de que priorizamos los beneficios a la seguridad y el bienestar. Eso es simplemente falso", escribió Zuckerberg en su cuenta en la red social, en un largo mensaje en que defendió a la empresa ante las múltiples críticas que está recibiendo estos días.

El máximo responsable de Facebook también dijo que "muchas de las acusaciones no tienen sentido" y que no reconoce "la falsa imagen de la compañía que se está pintando".

"El argumento de que fomentamos deliberadamente contenido que enoja a la gente para lograr beneficios carece de lógica. Nosotros ganamos dinero con la publicidad y lo que los anunciantes nos dicen constantemente que es que no quieren que sus anuncios aparezcan junto a contenidos dañinos o que generen enfado", apuntó.

Zuckerberg fue muy criticado a lo largo de la audiencia en el senado no solo por su papel en la toma de decisiones de la firma, sino por haberse ido a navegar.

El domingo, antes de la emisión de la entrevista de Haugen en 60 Minutes, Zuckerberg publicó un vídeo en Instagram y Facebook con su esposa, Priscilla Chan, y unos amigos a bordo de una embarcación de recreo.

El vídeo no gustó a los legisladores del subcomité este martes, cuyo presidente, el demócrata Richard Blumenthal, comentó que "Mark Zuckerberg debería mirarse al espejo hoy y, aun así, en vez de asumir la responsabilidad y mostrar liderazgo, el señor Zuckerberg se ha ido a navegar".

Más reacciones desde Facebook

Varios directivos de Facebook salieron este martes en tromba para tratar de desacreditar a Haugen tras su declaración, y negaron que las cosas en la empresa ocurran de la forma que ella las describió.

En un comunicado, una de las directoras de Comunicación Política de la empresa, Lena Pietsch, expresó que desde la firma no están de acuerdo con la descripción que Haugen hizo ante el Senado y trató de desacreditar su versión al apuntar que la informante "solo trabajó en Facebook durante dos años". "No tenía a ningún empleado a su cargo; jamás asistió a una reunión con altos directivos en la que se tomasen decisiones y ella misma testificó en más de seis ocasiones no haber trabajado en los temas de los que hablaba", indicó Pietsch.

En una línea similar se expresó en Twitter otro de los directores de Comunicación Política de Facebook, Andy Stone, quine señaló que Haugen "no trabajó en cuestiones de seguridad infantil ni en Instagram ni en investigación sobre estos temas" y que por tanto "no tiene conocimiento directo" de la cuestión.

También el portavoz de Facebook Joe Osborne insistió en que la delatora "no conoce" de lo que habla, en este caso refiriéndose a la acusación de que la red social desactivó justo después de los comicios todas las medidas de prevención que había aplicado antes de las elecciones presidenciales en EE UU del año pasado. "Eso es incorrecto. Mantuvimos varias medidas hasta el 6 de enero, y añadimos otras nuevas tras la violencia que tuvo lugar en el Capitolio", dijo Osborne.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento