La mitad de las grandes multinacionales españolas tributan por debajo del 15% efectivo en el impuesto de sociedades

La recaudación del Impuesto de Sociedades se hunde hasta niveles previos a la crisis
La recaudación del Impuesto de Sociedades se hunde hasta niveles previos a la crisis

Una amplia mayoría de las grandes empresas españolas pagan menos impuestos por los beneficios que generan que el 25% que establece la ley. En concreto, al menos 56 de las 112 grandes multinacionales (el 45,9%) cuya sede principal se encuentra en España declararon tener que pagar una tasa de menos del 15% por las ganancias que obtuvieron en España en 2018, el último ejercicio fiscal sobre el que hay datos publicados.

Estas cifras proceden del último informe País por país correspondiente a 2018 y que el Ministerio de Hacienda hizo público el lunes. La publicación analiza los beneficios empresariales que declaran los grandes grupos internacionales de matriz española -aquellos con un volumen de negocio superior a los 750 millones de euros anuales-  y los pone en contexto con lo que estas empresas pagan en la práctica en concepto de impuesto de sociedades. 

Aunque la legislación española fija una tasa obligatoria del 25% sobre los beneficios declarados, este porcentaje se aplica después de descontar una serie de compensaciones y bonificaciones a las que las grandes empresas logran acogerse con mayor facilidad que las pequeñas. De este modo, en la práctica, el tipo efectivo que estas firmas acaban pagando es muy inferior al 25%. 

Así, el informe refleja que estas 112 firmas pagaron de media solo un 16,9% de impuesto de sociedades sobre los beneficios que declararon en 2018 en España. Este porcentaje se reduce todavía más -hasta el 14,8%- si se utiliza como criterio el importe que correspondería pagar exclusivamente por el ejercicio fiscal de 2018 (impuesto devengado) y no la cuantía efectivamente recaudada en 2018, en la que también se incluye la cuota diferencial de 2017.

Además, las grandes multinacionales españolas tributan más por sociedades en otros países que dentro de España. En concreto, el tipo devengado sobre el beneficio fue del 16,9% en el resto de la UE y del 23,7% en los países no comunitarios en 2018, en contraste con el 14,8% en España. Si usa como criterio lo que estas firmas pagaron a Hacienda en 2018, el tipo efectivo se reduce al 16,25% en el resto de la UE y el 20,9% más allá de las fronteras comunitarias, frente al 16,9% nacional.

20 empresas tributaron en España a menos del 0,5%

Con todo lo anterior en mente, de las 56 multinacionales españolas que tributaron por debajo del 15% en España (en términos devengados), 20 lo hicieron por debajo del 5% -con un tipo medio del 0,5%-, 21 entre el 5 y el 10% (media del 4,2%) y 15 entre el 10 y el 15% (media del 8,3%). Solo un tercio de las grandes firmas tributó en la práctica por encima del 25% que fija la ley.

En cambio, si se atiende a lo que estos grupos españoles pagaron por sociedades en 2018 –con independencia de que la cuota del impuesto se debiera a beneficios de ese año o de anteriores que tuvieran pendientes– y no a lo devengado, los datos de Hacienda reflejan que en total las 112 firmas analizadas obtuvieron 91.809 millones de euros de beneficios en todo el mundo, por los que pagaron 16.800 millones en concepto de impuesto de sociedades (un 18,3% de media global). 

Sin embargo, no todas contribuyeron por igual. Las 20 firmas que menos pagaron a Hacienda por sus beneficios notificaron unas ganancias de 17.833 millones -uno de cada cinco euros de los beneficios totales- pero pagaron apenas 336 millones de euros por sociedades, es decir, una tasa efectiva del 1,9%. En su conjunto, las 56 empresas que pagaron un tipo efectivo del 15% o menor registraron unos beneficios mundiales de 35.181 millones de euros, por los que pagaron solo 1.943 millones en impuesto de sociedades (5,5% de media).

El mínimo del 15%, clave en la negociación presupuestaria

El impuesto de sociedades es el cuarto tributo que más ingresos aporta a las arcas del Estado. Según un informe del Registro de Economistas Asesores Fiscales (REAF) presentado en marzo de este año, España recaudó en 2020 12.805 millones de euros en concepto de sociedades, un importe que queda lejos de los algo más de 17.000 que se ingresan por impuestos especiales (hidrocarburos, alcohol, tabaco, electricidad...), los 60.095 millones que aporta el IVA y los 82.358 millones que proceden del IRPF.

El impuesto de sociedades es una de las cuestiones que los socios de la coalición están negociando de cara a la inminente presentación del proyecto de ley de Presupuestos Generales del Estado para 2022. El socio minoritario, Unidas Podemos, propone aplicar ya un impuesto mínimo que garantice una tributación del 15% en sociedades, un punto que aparece en el acuerdo de coalición, pero que los socialistas decidieron poner en suspenso con la pandemia y que aún se negocia a escala internacional.

La aplicación de un tipo común del 15% en sociedades es una vieja reivindicación de la OCDE, que el pasado julio anunció un acuerdo para impulsarlo a nivel global al que se adscribieron 134 jurisdicciones de todo el mundo, entre ellas España. Se espera que a lo largo de octubre la organización aporte detalles más específicos sobre cómo se materializaría esta propuesta.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento