La deslocalización laboral continúa: 1 de cada 4 teletrabajadores cambiará de lugar de residencia el próximo año

  • Según Infojobs, el 65% de quienes vivieron en otro lugar el pasado año tienen previsto repetir.
  • La deslocalización se da más entre los trabajadores Millennials y de la generación Z.
El auge del teletrabajo está llenando los apartamentos de la playa y las casas del pueblo.
El auge del teletrabajo en 2020 trajo nuevos habitantes a muchos pueblos.
Freepik

Dicen los datos que el número de teletrabajadores se ha reducido en un año tras el fin de las restricciones y el avance de la vacunación. Por ejemplo, según Adecco, el número de empleados que trabaja desde casa ha pasado de los 3,55 millones en el segundo trimestre de 2020 a los 2,9 millones de trabajadores entre abril y junio de 2021, un 18,4% menos.

Pero aunque en menor medida, el teletrabajo se ha quedado entre nosotros com una realidad consistente y con ella también la denominada deslocalización laboral. Un 25% de los teletrabajadores van a cambiar de lugar de residencia a lo largo del próximo año.

Según los datos del Informe de InfoJobs sobre la Vuelta a la Oficina, 1 de cada 4 teletrabajadores dejará su lugar de residencia actual a lo largo del próximo año para vivir principalmente en el campo. Concretamente, un 17% de estos profesionales en España indica que cambiará de lugar de residencia de forma puntual; mientras que un 7% señala que lo hará de manera permanente.

Aunque actualmente los datos del INE no detectan cambios significativos en la movilidad, Infojobs sugiere que el teletrabajo podría convertirse a largo plazo en una solución al éxodo rural. Según datos recientes de Fotocasa, 2021 ha terminado con la tendencia a la baja en la demanda de vivienda de segunda residencia. Por primera vez en los últimos cuatro años, la demanda de vivienda para segunda residencia, tanto de compra como de alquiler, se ha incrementado en un 11%.

La deslocalización atrae más los más jóvenes

Los resultados extraídos confirman la existencia de un nicho de nómadas digitales. Y es que el 65% de los trabajadores que vivieron en otros lugares el pasado año tiene previsto volver hacerlo de nuevo este curso.

Una de las principales conclusiones de este estudio es que el fenómeno de la deslocalización está especialmente vinculado a los trabajadores más jóvenes, aquellos entre 16 y 34 años. Así, el 17% de los Millennials (siete puntos porcentuales más que la media nacional) afirma haber cambiado de lugar de residencia en el último año, frente a un 31% que dice que, a pesar de que sí teletrabajó, decidió no cambiar de residencia.

La mitad de los trabajadores creen que el teletrabajo reduce las relaciones con el resto de compañeros

En el caso de la generación Z, el porcentaje profesionales que trabajó en una segunda vivienda es del 14%, mientras que un 23% de los que teletrabajaron afirma que no modificó su lugar de residencia. En esta franja edad cabe destacar que hasta un 64% (nueve puntos porcentuales más que la media nacional) señala que no tuvo la posibilidad de teletrabajar.

La mayor parte de los profesionales está de acuerdo en que la instauración permanente del teletrabajo supondrá ciertos cambios para las empresas, especialmente relacionados con el empobrecimiento de las relaciones. En este sentido, la mitad de los trabajadores (54%) sostiene que el teletrabajo disminuirá las relaciones entre los empleados, y un 22% indica que empeorará el vínculo empresa-empleado.

Asimismo, el 50% de los profesionales sostiene que el teletrabajo favorecerá la contratación de personas en otros lugares de residencia, y un 40% cree que impulsará a las personas a cambiar de lugar de residencia.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento