Casado recibe el respaldo de Aznar para llegar a la Moncloa y acusa a Sánchez de "atacar al Poder Judicial"

  • El expresidente asegura que el sistema de pensiones es "insostenible".
  • Aznar apunta que España "ni es un estado multinivel ni la madre que los parió. España es una plural, pero una".
Aznar respalda a Casado en la Convención del PP: "Vas a ser presidente"
Aznar respalda a Casado en la Convención del PP: "Vas a ser presidente".
Europa Press

Pablo Casado recibió este jueves el respaldo de José María Aznar para llegar a la Moncloa y acusó a Sánchez de "atacar al Poder Judicial", por su negativa a reformar la ley para que los jueces elijan a los vocales del Consejo General del Poder Judicial. Por su parte, el expresidente reclamó mayor independencia institucional para evitar así que ocurra otro "escándalo extraordinario" como el sucedido la semana pasada, a su juicio, con el expresident Carles Puigdemont.

Casado y Aznar conversaron en el marco de la Convención Nacional del PP, que este jueves abordó en Sevilla cuestiones sobre defensa, la independencia de las instituciones o la libertad frente al populismo, todo ello bajo el título “Estado de Derecho y Seguridad”. Además del expresidente Aznar, la jornada contó con protagonistas como el escritor Mario Vargas Llosa, el opositor venezolano Leopoldo López o el presidente de la Junta de Andalucía, Juan Manuel Moreno.

Casado se refirió a varias cuestiones que, a su juicio, están en "crisis" en España: la economía, donde incidió en la alta deuda pública de España y en el "insostenible" sistema de pensiones; la territorial, donde el "adoctrinamiento", la "propaganda en medios públicos" y el uso "inadecuado" de las lenguas cooficiales "potencian la ruptura nacional"; la institucional, en la que reclamó mayor independencia para el Poder Judicial y que sean los jueces los que elijan a los mismos; y, por último, la internacional, en la que ensalzó la historia de España tras la polémica generada por la carta del Papa Francisco enviada a México.

Ambición y liderazgo para solventar las crisis

Entre la interrupción de los aplausos de los allí presentes, Casado presentó con honores al expresidente, a quien puso como ejemplo de líder político que consigue solucionar los problemas de un país y unir al "centro-derecha". “Aznar recibió un país quebrado, no cumplíamos ningún requisito para entrar en el euro, pero bajó la deuda pública a la mitad, tuvo superávit en las cuentas públicas, España exportaba más de lo que importaba, y generó más de cinco millones de puestos de trabajo en las dos legislaturas”, sostuvo.

Aznar empleó las mismas palabras que Sarkozy este miércoles para mostrar su apoyo a la candidatura de Casado, “vas a ser presidente del Gobierno de España y, además, lo vas a hacer bien”. En ese sentido, le aconsejó “tener una gran ambición reformista que permita cambiar la situación”, consciente de que la coyuntura actual es “complicada”.

La única norma que hay ahora en Europa sobre la economía es que no hay reglas por la pandemia, pero esto se va a acabar pronto y se necesitan reformas cuanto antes, saber transformar”, señaló Aznar. Según el expresidente, los datos económicos muestran que “hace falta una reforma fiscal y laboral”. 

Además, el expresidente mencionó que otro problema es el actual sistema de pensiones, el cual consideró “insostenible” porque “la solución no está en pedirle un préstamo al Estado porque eso es endeudarse, y llega un momento en el que eso explota”.

En favor de la independencia judicial

Sobre el tema angular, el que lleva el título de esta mesa (“La fortaleza de las instituciones”), Casado criticó de nuevo las “negligencias” del Gobierno PSOE-Unidas Podemos. “Esta grave crisis ha provocado que algunos ministros ataquen al Poder Judicial, a la Jefatura del Estado, o que acallen al Parlamento sin permitir que se investiguen los estragos de la pandemia, como ocurre en otros países”, sostuvo. 

En este sentido, el presidente del PP recordó al Gobierno que las instituciones europeas recomiendan que la mitad de los vocales del CGPJ sean elegidos por los miembros de la carrera judicial. "Si Sánchez sigue bloqueando la renovación, en cuanto lleguemos al Gobierno modificaremos la ley para que la independencia judicial y la separación de poderes se refuerce en España", remarcó.

El mayor enemigo de las democracias es el populismo porque quiere desmontar tres cuestiones básicas en las que se basa el orden liberal: los valores, las costumbres y las instituciones”, aseguró, por su parte, Aznar. En este tema se mostró “preocupado” sobre lo ocurrido la semana pasada con el expresidente de la Generalidad de Cataluña, Carles Puigdemont. “Que la Abogacía del Estado sea utilizada en Europa en contra del Tribunal Supremo para impedir la extradición de un prófugo que se prometió traer a España es un escándalo extraordinario y una auténtica vergüenza”, aseveró.

Crisis territorial y defensa de la hispanidad

Se están debilitando los mecanismos del Estado para reaccionar, porque ya no es que den indultos a secesionistas, sino que además se está facilitando, por ejemplo, a través del adoctrinamiento o la propaganda en medios públicos, como en Cataluña”, afirmó Casado.

“Constituye un grave problema cuando un país duda de sí mismo”, afirmó Aznar, quien también rechazó de inmediato la idea de plurinacionalidad. “Ni es un estado multinivel ni la madre que los parió. España es una nación constitutivamente plural, pero una. No siete, ni diecisiete, ni veintiuna”, señaló.

Aznar también remarcó la importancia de la lengua española, como herramienta para fortalecer la "fortaleza institucional y territorial". "En España hay una lengua común, como lo dice la Constitución, y lenguas cooficiales en las comunidades autónomas que las tienen", así que, "en las instituciones nacionales que están en Madrid, se habla en castellano", aseguró.

La carta del Papa Francisco enviada a México por el bicentenario de su independencia causó polémica. Algunos dirigentes, como Isabel Díaz Ayuso, se mostraron “sorprendidos” y cargaron contra él, una tendencia a la que Aznar se sumó. "En esta época en la que se pide perdón por todo, yo no voy a engrosar las filas de los que piden perdón, lo diga quien lo diga", manifestó el expresidente. Sin embargo, el jefe de Estado del Vaticano no mencionó la Conquista ni el proceso de evangelización, lo que afirmó fue “reconocer los errores cometidos en el pasado, que han sido muy dolorosos”, pero sin especificar.

Fin de semana

La convención del PP, que se ha desarrollado a lo largo de toda la semana, llegará a su fin este sábado y domingo. Para la primera de esas jornadas hay prevista una mesa redonda en la que participarán todos los presidentes autonómicos populares y a la que se incorporará la madrileña Isabel Díaz Ayuso, recién llegada de su viaje a los Estados Unidos. El domingo, por último, será el turno de la clausura, en la que intervendrá el presidente del partido, Pablo Casado.

El líder de la oposición planteó esta convención para impulsarse en el arranque del curso político y casi coincidiendo con el Congreso Federal del PSOE, que se celebra la semana que viene en Valencia, mismo escenario de la clausura del cónclave popular. A lo largo de las últimas jornadas, Casado y el partido en su conjunto se han esforzado en desgranar un programa alternativo al del Gobierno de coalición.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento