Las pequeñas editoriales critican a la Feria del Libro por colocarlas juntas en un sitio apartado y 'sacrificarlas'

  • Las situaron en una isleta central, al margen de los sellos grandes, en un denominado "espacio experimental".
  • Censuran el "silencio" de la organización y dicen que han esperado en vano una aclaración y una compensación,
Imagen de la Feria del Libro de Madrid tomada el pasado 22 de septiembre.
Imagen de la Feria del Libro de Madrid tomada el pasado 22 de septiembre.
Kiko Huesca/ Efe

Una treintena de pequeñas editoriales, entre las que se encuentran algunas como Astiberri, Ediciones Cálamo, Libros del KO, Pepitas o Xórdica, han acusado a la Feria del Libro de Madrid de 'sacrificarlas conscientemente' al asignarles este año un lugar apartado por el que han facturado un 40% menos que el resto.

En un comunicado, este grupo critica el "agravio comparativo" que ha supuesto situarlas en un llamado "espacio experimental" que, aseguran, "no era tal, puesto que sabían cuáles serían las consecuencias". Han llegado a esta conclusión después de que el director de la Feria, Manuel Gil, dijera en una entrevista, abiertamente, que fue "una decisión estudiada" y no producto de un "sorteo", como en años anteriores.

El espacio en cuestión era una isleta central, "que el público visitó menos porque no estaba familiarizado con ella y porque alternaba expositores, chiringuitos y casetas institucionales". Aseguran que son conscientes de que los sellos de menor tamaño son los que más iban a sufrir por culpa de la pandemia, pero no entienden por qué la Feria ha decidido dejarlas de lado. Asimismo, censuran el "silencio" de la organización.

"Hemos esperado, en vano, un comunicado que aclare lo sucedido, la promesa de que algo así no se repetirá y una compensación a los afectados, mediante devolución de la cuota de expositores o rebaja en la próxima edición", apuntan.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento