El conservador Carlos Moedas se hace con la Alcaldía de Lisboa y rompe con 14 años de mandatos socialistas

  • A falta del total del escrutinio, el PSD habría logrado un 33% de los votos frente al 29% del Partido Socialista.
Carlos Moedas, candidato de la coalición liderada por el Partido Social Demócrata (PSD) portugués, tras su victoria en las elecciones municipales de Lisboa.
Carlos Moedas, candidato de la coalición liderada por el Partido Social Demócrata (PSD) portugués, tras su victoria en las elecciones municipales de Lisboa.
RODRIGO ANTUNES / EFE

El candidato del Partido Social Demócrata (PSD, centro derecha), Carlos Moedas, se impuso este domingo en las elecciones a la Alcaldía del Ayuntamiento de Lisboa, en contra de lo que vaticinaban las encuestas, y rompiendo así con 14 años de mandatos del Partido Socialista en la capital de Portugal.

"Hicimos historia, hoy se hizo historia en Lisboa", afirmó Moedas a su llegada al cuartel general de su formación, en torno a las 2.30 horas (hora local), si bien también tuvo tiempo de acordarse de su rival del Partido Socialista (PS), Fernando Medina, a quien le deseó "lo mejor para su vida personal y profesional", informa Europa Press.

El nuevo alcalde electo de la ciudad se comprometió ante sus seguidores a "cambiar Lisboa" y "no fallar". "La democracia no tiene dueño", aseveró, en alusión a su victoria ante el que hasta ahora era el regidor de la ciudad y que llevaba seis años en el cargo.

A falta de que finalizase por completo el recuento, los resultados daban la victoria al Partido Social Demócrata con un 33% de los votos, mientras que el Partido Socialista no lograría alcanzar el 29%.

"Hoy comienza un nuevo ciclo. Estoy convencido de que comienza en Lisboa, pero no termina en Lisboa", dijo Moedas, quien garantizó que gobernará "para todos" y que logrará "unir al pueblo" de la capital, según recoge la edición online del diario portugués Público.

El candidato socialdemócrata se impuso en las elecciones, pese a que la última encuesta del Centro de Encuestas de la Universidad Católica Portuguesa (CESOP), garantizaba un 37% de los votos para Medina y tan solo el 28% para Moedas.

Gobernada por los socialistas desde 2007, Lisboa fue la gran sorpresa de esta jornada electoral. Ninguno de los sondeos previos dudaba de la ventaja de Medina, y la subida de la derecha en la capital supone un duro golpe para el partido del primer ministro, António Costa, que se involucró a fondo en la campaña, informa Efe.

Sobresalto socialista, respiro para el PSD

El PS podría perder también Coimbra, una de sus principales plazas, frente a la coalición de derecha liderada por el PSD, aunque mantendría Almada -al sur de Lisboa-, que arrebataron a los comunistas hace cuatro años.

En la segunda gran ciudad del país, Oporto, no hubo sobresaltos y el independiente Rui Moreira podrá gobernar durante un tercer y último mandato.

Escrutado el 60% de los votos, el PS se consolidaba como la fuerza más votada en el país -38%-, seguido a distancia por el PSD -16,6%-, pero el varapalo de Lisboa cayó como un jarro de agua fría en las filas socialistas, en las que se había instalado el optimismo alimentado por las encuestas previas a los comicios.

Por el contrario, los buenos resultados en Lisboa y Coimbra suponen un respiro para el PSD, que arrastra una crisis desde hace varios años y que ya cosechó sus peores resultados en los comicios de 2017, apenas el 16,08 % de los sufragios.

De confirmarse, podrían respaldar el liderazgo de Rui Rio, que ha repetido en varias ocasiones que para él las municipales son más importantes que las legislativas y cuyo futuro al frente del centro-derecha podría depender de la noche de este domingo.

Pendientes de la ultraderecha

Se esperaba que el avance de la noche electoral arrojara también luz sobre otra de las incógnitas que había para este domingo, el desempeño final del ultraderechista Chega en sus primeras municipales.

En su último test en las urnas, en las presidenciales del pasado enero, su líder, André Ventura, fue el tercer candidato más votado con cerca del 12%.

En esta convocatoria aspiraba a trepar hasta convertirse en tercera fuerza política, un ambicioso objetivo, que según los resultados provisionales, quedará lejos.

En las elecciones de este domingo, las primeras tras lo peor de la pandemia de covid-19, se renovaban 308 ayuntamientos y otros órganos locales para los próximos cuatro años, en los que los regidores serán responsables de "gastar gran parte del dinero de los presupuestos y de los fondos europeos" para hacer frente a la situación económica y social tras la pandemia, como recordó el presidente, Marcelo Rebelo de Sousa, tras votar.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento