El volcán mantiene tres puntos de emisión de lava simultáneos tras la caída de parte del cono

Volcán de La Palma, en erupción este sábado.
Volcán de La Palma, en erupción este sábado.
EFE

La erupción de volcán Cumbre Vieja en la isla canaria de La Palma sigue vomitando lava y material piroclástico a apenas unas horas de que se cumplan los primeros siete días desde que el pasado domingo se abrieran las primeras grietas y bocas.

Este sábado, las dos bocas que se abrieron este viernes se unieron en una sola. Además, el Gobierno canario confirmó que en la actualidad hay al menos tres puntos de emisión simultáneos en el cráter.

Al respecto, la directora Instituto de Geografía Nacional (IGN) en Canarias, María José Blanco, ha explicado que a estos puntos de emisión hay que agregar uno más sobre el cono volcánico, así como dos coladas de lava activas, estando la más antigua casi detenida.

Si bien el viernes, tras el derrumbe de la parte superior del cono volcánico, se produjo un aumento de la velocidad de la lava de esa segunda colada, llegando a alcanzar velocidades entre los 250 y los 300 metros a la hora, a lo largo de la tarde del sábado se produjo una ralentización del flujo de lava, según fuentes del Gobierno canario.

Antes de la ralentización, drones del Instituto Geológico y Minero de España sobrevolaron la zona y detectaron en efecto una "enorme colada" de lava, más fluida y rápida que las anteriores, que se dirigía al oeste por encima del rastro de los últimos días.

Pese a ello, los expertos hicieron un llamamiento a la calma. El director técnico del Plan de emergencias volcánicas de Canarias (Pevolca), Miguel Ángel Morcuende, hizo un llamamiento en este sentido a los palmeros y a la opinión pública, porque no se está ante fenómeno "más explosivo" que una erupción habitual de las islas Canarias.

"Estamos ante un evento volcánico fisural de carácter estromboliano, lo que quiere decir que los distintos centros de emisión que van sucediéndose lo hacen a lo largo de una fisura, en este caso en dirección noroeste-sureste, en la que van apareciendo una serie de centros emisores que se pueden ir apagando y aparecer otros nuevos o incluso volviendo a aparecer los ya apagados", dijo este sábado.

Morcuende insistió en que se trata de una erupción "típica" del archipiélago y que, aunque durante la jornada de este viernes hubo un aumento importante de la energía de la erupción, "sigue los cánones habituales", lo cual no excluye peligrosidad, por lo que hizo especial hincapié en la necesidad de extremar las precauciones.

Aeropuerto cerrado y barcos llenos

Mientras, el Aeropuerto de La Palma siguió este sábado inoperativo por la acumulación de ceniza y según informó Aena, los trabajadores del recinto aeroportuario palmero ya han iniciado las tareas de limpieza de la pista aunque señalan que la situación puede cambiar en cualquier momento y que la prioridad es garantizar la seguridad de las operaciones.

A consecuencia de este cierre aeroportuario se ha multiplicado la afluencia de público en los ferries que conectan la isla con la vecina Tenerife.

Balance a punto de cumplirse una semana

La erupción volcánica cumplirá este domingo una semana activo desando por el momento casi 6.000 vecinos evacuados y cerca de 500 edificaciones e infraestructuras dañadas o perdidas.

En este sentido, según informa el Gobierno de Canarias, las administraciones han puesto en marcha las iniciativas necesarias para hacer frente a la emergencia habitacional de las familias que han perdido sus casas.

La lava ocupa actualmente un total de 212 hectáreas destruyendo hasta el momento 461 edificaciones e infraestructuras, además de 16,9 kilómetros de carreteras, según los datos del satélite del programa Copernicus de la Unión Europea.

Por su parte, los equipos intervinientes en el operativo ascienden a casi 800 efectivos de seguridad y emergencias de diferentes instituciones de los Ayuntamientos, Cabildos insulares, del Gobierno de Canarias y del Gobierno de España, además del voluntariado.

De igual modo, existe un perímetro de exclusión por mar, desde el sur por la Punta del Pozo (Puerto Naos), hasta el norte por la playa de Las Viñas (Tazacorte), y la paralela a la costa, a dos millas náuticas del litoral, establecido por Capitanía Marítima.

Además ENAIRE, ha establecido dos zonas restringidas del espacio aéreo en los municipios de El Paso y Los Llanos de Aridane, de forma temporal hasta el fin de la emergencia, en la zona del mar y tierra por debajo de 3.000 pies, a las que solo podrán entrar fuerzas y cuerpos de seguridad del Estado, servicios de emergencia, aeronaves del Estado y las debidamente autorizadas, lo que no afecta a la aviación comercial, que no sobrevuela esas dos áreas restringidas.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento