La lava ralentiza su avance hacia la costa, pero el frente de la colada se ensancha hasta superar los 500 metros

Cuando apenas le faltaban un par de kilómetros para alcanzar el mar, la lengua de lava que se desplaza hasta la costa desde la boca del volcán de Cumbre Vieja de La Palma parece haber cambiado su forma de avanzar.
La lengua de lava del volcán de La Palma, a vista de dron.
iLoveTheWorld
La lengua de lava del volcán de La Palma, a vista de dron.
iLoveTheWorld / ATLAS

Cuando apenas le faltaban un par de kilómetros para alcanzar el mar, la lengua de lava que se desplaza hasta la costa desde la boca del volcán Cumbre Vieja de La Palma parece haber cambiado su forma de avanzar. La colada se ha ralentizado hasta los cuatro metros por hora y ha comenzado a expandirse a lo alto y a lo ancho, hasta contar con un frente de más de 500 metros y una elevación de 12 que amenaza viviendas que parecían ya a salvo.

A pesar de que la llegada de las coladas al mar han protagonizado las cavilaciones de los expertos y de los palmeros desde el inicio de la erupción, los científicos han descartado que pueda ocurrir el jueves o el viernes, según ha informado la directora del Instituto Geográfico Nacional (IGN), María José Blanco, tras la reunión del Comité Director del Plan Especial de Protección Civil y Atención de Emergencias por Riesgo Volcánico (PEVOLCA). Además de esta colada, que tiene una longitud de 3.800 metros, existe otra que ha detenido su avance, ha explicado.

Mientras los investigadores tratan de caracterizar la erupción para entender cómo evolucionará y los casi 800 efectivos de seguridad y emergencias velan por el bienestar de los vecinos, estos últimos se desesperan al contemplar con impotencia cómo las coladas sepultan sus hogares y sus recuerdos sin poder actuar. Hasta ahora, el número de evacuados se sitúa en 5.700 y la superficie afectada alcanza las 220 hectáreas, con un perímetro de 15,7 kilómetros, según en PEVOLCA. En total, las autoridades calculan que la lava ha arrasado unas 300 viviendas, después de que la lava ya haya engullido el barrio de Todoque.

En el punto de mira de los científicos está también la emisión de gases y cenizas, que han alcanzado este jueves los 4.500 metros, según el Centro de Control de las Cenizas Volcánicas de Toulouse. Esta altitud ha obligado a crear dos zonas restringidas de espacio aéreo en La Palma para garantizar la operativa de emergencias.  No obstante, los valores medidos de dióxido de azufre reflejan que la calidad del aire es buena y las autoridades descartan la lluvia ácida.

La directora del IGN ha recalcado, además, que el nivel de actividad del volcán sigue siendo el mismo y buena cuenta de ello dan las explosiones ocurridas en el principal centro de emisión a lo largo de este jueves por la tarde y registradas por INVOLCAN.

Visita de los reyes

En medio de la incertidumbre sobre cómo continuará el avance de la colada, la isla ha recibido este jueves la visita de los reyes, don Felipe y doña Letizia, que han querido arropar a las familias damnificadas y transmitirles un mensaje de esperanza. "Hay que preservar su seguridad, garantizar su mañana y reconstruir en La Palma todo lo que la naturaleza se ha llevado", ha pedido el monarca durante su visita al barrio de La Laguna, en Los Llanos de Aridane.

En un encuentro con vecinos evacuados de sus casas como consecuencia de la erupción, Felipe VI ha prometido a estas personas, que "han perdido vidas enteras", que no faltarán ayudas y que superará esta situación gracias, en parte, a la solidaridad de toda España. "Tenemos que hacer todo lo que está en nuestras manos para sacar adelante a estas familias", ha recalcado

"Tenemos que hacer todo lo que está en nuestras manos para sacar adelante a estas familias"

También el presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, ha vuelto este jueves a La Palma para seguir de cerca la evolución de la erupción y el avance de la lava, después de abandonar la isla el martes para intervenir en la Asamblea de Naciones Unidas. Ya sobre el terreno, ha participado en la reuniones del Comité Director del PEVOLCA, ha visitado las zonas afectadas y el Puesto Avanzado de Mando y ha escuchado los testimonios de los damnificados.

Este viernes viajarán a la isla dos ministros de Unidas Podemos: la titular de Derechos Sociales y Agenda 2030, Ione Belarra, y el de Consumo, Alberto Garzón. Lo hacen después de que el miércoles se desplazase a La Palma el líder de la oposición, el popular Pablo Casado, y ambos tienen intención de visitar la zona y arropar a los evacuados por la erupción.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento