El ganador de 'Supervivientes 2020' cambia de vida para llevar a sus hijos a una escuela en la naturaleza y sin libros

Jorge Perez, ganador de 'Supervivientes 2020', en 'Ya es mediodía'.
Jorge Perez, ganador de 'Supervivientes 2020', en 'Ya es mediodía'.
MEDIASET
El ganador de 'Supervivientes 2020' cambia de vida para llevar a sus hijos a una escuela en la naturaleza y sin libros
Wochit

Jorge Pérez, ganador de Supervivientes 2020 y colaborador de Ya es Mediodía, ha desvelado que ha cambiado de vida y se ha mudado a Cantabria junto a su familia, compuesta por su mujer, Alicia, y sus tres hijos.

Según cuenta el guardia civil a Outdoor, ha hecho las maletas con la ilusión de educar a sus tres hijos en la prestigiosa escuela Waldorf, situada en Cantabria, concretamente en Villanueva de Villaescusa, que se encuentra en un paraje natural de ensueño.

Según cuenta el televisivo, esta escuela tiene un método pedagógico de lo más innovador, diferenciándose así de los colegios convencionales a los que estamos acostumbrados en España.

Así, la escuela Waldorf se basa en la pedagogía homónima, creada por el filósofo austríaco Rudolf Steiner. Su método educativo se fundamenta en cinco valores que, para el exsuperviviente, son clave: compromiso, confianza, libertad, amor y alegría consciente.

"Me parece muy importante destacar el 'consciente', ya que vivimos en una sociedad en la que nos hemos acostumbrado a vivir en piloto automático"

"Me parece muy importante destacar el 'consciente', ya que vivimos en una sociedad en la que nos hemos acostumbrado a vivir en piloto automático, perdiéndonos los pequeños detalles del día a día que hacen que cada momento cuente. Por eso, creemos en la necesidad que los niños crezcan con esa consciencia tan importante de lo único realmente importante que tenemos, el tiempo", argumenta Jorge.

Según su relato, de lo que se trata es de respetar el desarrollo de cada niño, haciendo especial hincapié en su libre instrucción y en sus capacidades intelectuales y artísticas, confiando en su propia fuerza de voluntad para conseguir sus objetivos.

"No tienen libros, allí crean sus propios libros donde plasman los conocimientos adquiridos. Ellos son los que se van haciendo su propio material de estudio"

Además, se promueve el aprendizaje por imitación, dando un valor especial a los trabajos manuales así como a las ramas más artísticas.

Así, en esta escuela, que tiene con aulas de madera, "se prepara al alumno para la vida". "No tienen libros, allí crean sus propios libros donde plasman los conocimientos adquiridos. Ellos son los que se van haciendo su propio material de estudio", cuenta el guardia civil.

"Su rutina diaria incluye juego libre y trabajo artístico; dibujo, pintura, modelado. Además, cantan canciones, cuentan historias, realizan todo tipo de excursiones por la naturaleza y hacen tareas prácticas como cocina, jardinería y limpieza", expone.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento