Simone Rocha imagina una Primavera-Verano en blanco y negro en su última colección 'Ready to Wear'

Desfile de Simone Rocha de la colección Primavera-Verano 2022.
Desfile de Simone Rocha de la colección Primavera-Verano 2022.
Simone Rocha/YOUTUBE

Simone Rocha congregó a su público en la iglesia medieval de San Bartolomé el Grande en la ciudad de Londres para asistir a un espectáculo procesional derivado de los rituales y la realidad de traer un bebé al mundo. Nueva vida, nuevos comienzos y ternura: la diseñadora creó una metáfora conmovedora del reencuentro de personas en espectáculos presenciales por primera vez en Londres desde febrero del 2020.

De la oscuridad y el recogimiento del edificio sagrado salieron las mujeres de Rocha, vestidas con capas de bordado inglés blanco, encaje y tul. Llevaban los hombros envueltos en chales de bautizo, sus voluminosas faldas arrastraban cintas de raso y sus cabezas estaban coronadas de perlas. La diseñadora ha dado a luz recientemente a su segunda hija y aquel acontecimiento le ha inspirado a crear una colección tan maternal.

Entre los detalles imaginados en la etapa del posparto, encontramos sujetadores de lactancia, algunos de ellos con incrustaciones de joyas, además de fusionar la ropa de cama y los camisones, haciendo alusión a la falta de sueño que se vive durante este periodo. 

Rocha ha confeccionado abrigos con telas que recordaban a los edredones antiguos, uno en lavanda y otro en brocado cubierto de capullos de rosa. Collares gigantes de algodón blanco con bordes festoneados parecían ropa de cama y manteles eclesiásticos al mismo tiempo, mezclándose con el entorno del desfile.

Las chaquetas de vinilo rojas y negras, junto con las botas de cordones, representaban la parte más oscura de dar a luz. Entre los tutús de proporciones para bebés, había un par de bolsos geométricos rojos con forma de gotas de sangre.

La paleta de colores, en blanco y negro, muestra la dualidad de los embarazos, que si bien suponen una gran alegría para muchos, se estima que entre el 10 y el 25% de ellos resultan en un aborto espontáneo.

El rojo, por otro lado, representaría la crudeza del parto, mientras que los tonos pastel simbolizan la llegada del pequeño bebé al mundo. En general, se trata de una paleta muy creativa que encaja a la perfección con la temática de la colección.

En esta colección Simone Rocha ha demostrado que no ha perdido el ritmo durante el confinamiento y se ha mostrado a ella misma en su colección de "regreso", revelando una parte muy íntima y personal de su vida sin perder en ningún momento la esencia y estética de la firma.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento