Un enjambre de abejas mata a más de 60 pingüinos de una especie en peligro de extinción

  • La población de estos pingüinos pasó de más de un millón de ejemplares a principios del siglo pasado a 55.000 en 2010.
Pingüino a salvo. Una cría de pingüino africano nada en un estanque de la Fundación Sudafricana para la Conservación de Aves Costeras, en Ciudad del Cabo. Más de 800 pingüinos fueron rescatados de las islas Dire y Robben y trasladados al centro. Sus padres perdieron prematuramente la impermeabilidad y no podían pescar para sus crías. Los polluelos normalmente mueren en este tipo de situaciones.
Una cría de pingüino africano en un estanque.
NIC BOTHMA / EFE / Archivo

Las abejas sudafricanas han puesto en vilo a la comunidad científica, al matar a 63 pingüinos africanos (Spheniscus demersus), que está considerada por la Unión Internacional para la Conservación de la Naturaleza como en peligro de extinción.

Los encargados de controlar las colonias de pingüinos en Simonstown, una localidad cerca de Ciudad del Cabo, encontraron el pasado viernes como los cuerpos de los 63 pingüinos, lo que hizo saltar las alarmas y comenzó la búsqueda por encontrar cuál había sido la causa.

"Todos los pingüinos tenían múltiples picaduras de abeja, y se encontraron muchas abejas muertas en el lugar", explicaron en un comunicado.

El veterinario David Roberts, aseguró este domingo a AFP que "se trata de un suceso muy raro. No esperamos que ocurra a menudo, es una casualidad".

Esta curiosa especie de pingüinos es la única que existe en el continente africano y son más pequeños, y conocidos por tener marcas irregulares y llamativas voces. La población de estos pingüinos pasó de más de un millón de ejemplares a principios del siglo XX a solo 55.000 en 2010.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento